Cómo encontrar trabajo en internet

Internet es el nuevo canal de información y relación con ventajas para todos: los profesionales pueden mostrarse en las redes sociales  sin  decir que están buscando empleo, aunque lo estén, y las empresas pueden buscar profesionales publicando una oferta o sin publicarla. Se calcula que los puestos que se ofertan son solamente un 20% de los que realmente se están buscando.  No podemos cumplir el primer consejo a la hora de buscar trabajo: 'ajuste su CV a los requisitos del puesto y a los valores de la compañía' ¿Cómo, si no sabemos cuáles son?. Se produce un curioso efecto: al ganar  visibilidad las personas,  pierden visibilidad los puestos, el reto en internet consiste en ser fácil de encontrar.

La 'findability' nos obliga a realizar análisis exhaustivos. Saber cuáles son las redes sociales prestigiadas en los sectores o países que nos interesan, seguir a los profesionales que sean referentes en el sector, actividad, o función que queramos, estar al tanto  de  quiénes son los blogers de referencia, plantearnos si  tener un blog y posicionarlo bien con post de calidad y contenidos atractivos.  Si además nos interesa ese 20% de puestos que se ofertan hemos de estar presentes en los portales de empleo generalistas o en los cada vez más numerosos portales verticales, especializados en  perfiles específicos, perfiles verdes, tecnológicos,  legales… Son muchos los sitios en los que tenemos que estar activos y actualizados.

Nuestro perfil debe resultar diferencial para conseguir la entrevista personal.¿Cómo diferenciarnos en este entorno virtual global e  hipercualificado?. La realidad es que siempre hay otros, a veces muchos,  parecidos a nosotros en términos de formación y experiencia. El modelo de datos del  CV tradicional  no es eficaz  diferenciando  con estas dos variables imprescindibles pero no suficientes. Las personas tienen difícil describir las variables personales que las distinguen y las empresas no pueden incorporarlas  a sus criterios de búsqueda  porque no se recogen de forma sistematizada en ningún modelo. De ellas solo se habla en la entrevista, pero  hay que llegar a tenerla, perdiéndose  las ventajas de un preanálisis curricular virtual más completo y diferenciador.

Existe una iniciativa en la red, en la que tengo la suerte de participar, que ha desarrollado un modelo de datos alternativo. Un modelo multidimensional que permite al usuario hacer un CV  diferente de forma guiada.  Recoge más dimensiones, permite diferenciarse, buscar y ser encontrado por más criterios.

Con el sistema CuVitt  se puede hacer lo  que los expertos en marketing digital aconsejan para aumentar la 'findability': gestionar nuestra marca personal. En éste caso haciendo un análisis interno: aumentar  nuestro autoconocimiento, entender la influencia de nuestras características personales en el entorno profesional  y diferenciarnos por eso. Lleva tiempo, como todo buen análisis.

Costará más o menos convertirlo en hábito, pero la tendencia es imparable. Evolucionar el CV tradicional hacia modelos multidimensionales es una exigencia de los nuevos mercados laborales

Sobre el autor