Espíritu del Renacimiento

Polimatía: Sabiduría que abarca conocimientos diversos. Nos cuenta la Wikipedia que Leonardo Da Vinci fue a la vez anatomista, arquitecto, pintor, filósofo, ingeniero, músico y urbanista, siendo el polímata más conocido de entre los que figuran en los libros de Historia. El Renacimiento fue una gran época creativa, de grandes descubrimientos, donde para avanzar en las nuevas disciplinas se precisaba de todo el conocimiento disponible. Esos tiempos quedan lejos; hoy en día casi todo está inventado y lo que se estila es más una hiperespecialización de los oficios para conseguir pequeños avances incrementales de las ciencias. Pero todavía hay campos nuevos donde hay muchas cosas por definir, donde la ciencia y el arte se confunden, y en donde tener conocimientos amplios sobre muchos temas aporta una perspectiva única. La ciencia de los datos es un campo completamente nuevo por la sencilla razón de que nunca ha habido tantos como disponemos ahora. Este nuevo saber tiene el fin de convertir los datos en información que nos permita una mejor toma de decisiones; es de aplicación en cualquier empresa o institución, e incluso para la organización de nuestra vida personal.
La cantidad de información disponible es tan grande que los modelos matemáticos tradicionales no nos sirven, el científico deberá crear nuevos algoritmos de cálculo que sepan tratar con ese mar de datos, dividiendo y agrupando, perdiendo exactitud pero sin renunciar a la relevancia. Incluso antes de ponerse a la tarea, necesitará hacer un filtrado previo de las fuentes de partida, separando el trigo de la paja, los datos significativos de los circunstanciales; para ello tendrá que conocer a fondo cómo son las relaciones e interacciones de las personas de la sociedad objeto de su estudio, pues no todo lo que se mide tiene un sentido. Una vez realizado la selección, nuestro aventurado científico necesitará hacer todos los cálculos con ordenadores: previamente habrá de recopilar, ordenar y almacenar los registros, con flujos inmensos de información y bases de datos de almacenamiento de un tamaño desconocido hasta ahora; después aplicará los nuevos programas informáticos que implementen los modelos matemáticos. Y de entre todas las conclusiones que extraiga, seleccionará aquella información relevante que pueda ser rentable al negocio, aquélla que le permita realizar una mejor decisión, conseguir una ventaja competitiva, incrementar su beneficio. Y por si fuera poco, todo este proceso lo realizará con el suficiente cuidado de no transgredir las leyes de protección de la intimidad de las personas,  un campo donde no hay apenas jurisprudencia y el riesgo de cruzar la línea siempre está presente.
Matemáticas, informática, sociología, economía y derecho. Conocimientos heterogéneos propios de otros tiempos, quizá excesivos para concentrarlos en la misma persona. Pero la ciencia de los datos o 'big data' es una pieza clave en el desarrollo tecnológico de nuestra sociedad; necesitamos polímatas con urgencia.

Sobre el autor