Cómo llegar y más

¿Cuánto tiempo hace que no se detiene un vehículo a su lado y le preguntan por alguna dirección? En España, el porcentaje de teléfonos considerados 'smartphones' ya supera el 66% y la mayoría de ellos se proporcionan con GPS integrado. Por tanto, somos muchos millones los que contamos con la posibilidad de ser guiados por esa voz, casi siempre femenina, que nos indica cuál es la siguiente salida que debemos tomar, para alcanzar con éxito nuestro destino.

Un hecho que ha favorecido el uso del móvil como GPS es la proliferación de radares fijos en nuestras carreteras. El tener almacenada la posición de todos ellos y que nos avise no solo cuando estemos cerca de uno, sino que además nos indique la velocidad máxima a la que se puede circular en cada tramo, es una gran ayuda a la conducción.

Pero el GPS no es solo útil para conducir, el que haya utilizado Google Sky Map se habrá maravillado al visualizar el nombre de todos los astros y constelaciones presentes desde su ubicación. Para los corredores, el consultar la velocidad instantánea, los kilómetros recorridos, la media de velocidad y la altitud en cada parcial, aporta grandes beneficios para el entrenamiento ¿Y qué me dicen de enviar un whatsapp a la Guardia Civil con la posición exacta donde nos encontramos y les facilite nuestro rescate? En el caso de pérdida o robo, hay aplicaciones que dicen dónde se encuentra el teléfono. El Ayuntamiento de Valladolid está en fase de pruebas para implantar un novedoso sistema de localización de plazas libres de la ORA con su pago correspondiente a través del móvil, siendo este el que comunica al sistema la posición del aparcamiento que hemos ocupado. Y se abren nuevas oportunidades y negocios alrededor del incipiente marketing de proximidad.

Aunque no todo son ventajas. Sin entrar en detalles de la consternación que produce el llegar a una ciudad y que a pocas calles del destino el teléfono se bloquee o pierda la señal GPS, lo que más incomoda a los amantes de la privacidad es que estamos informando en todo momento y a varios proveedores de servicios, cuál es nuestra posición actual. Si les preguntas a ellos, nos contestarán que es para dar una información más precisa en relación al entorno en el que nos encontramos. Es posible que si estos proveedores realizasen un borrado periódico de todos nuestros datos de ubicación, nos permitirían disfrutar de las ventajas de la georreferenciación, sin el riesgo que algún 'curioso' pueda saber por dónde nos hemos movido durante todo el tiempo que el teléfono ha estado encendido (y no, apagar el GPS no es suficiente).

Sobre el autor