Dinero digital: Bitcoins

Muchos son los fenómenos sociales y económicos surgidos alrededor de la tecnología y sus avances. Mejor: muchas son las adaptaciones que está sufriendo la sociedad y sus paradigmas sustentadas en nuevas herramientas. Algunas forzadas, otras voluntariamente aceptadas, desarrolladas e impulsadas por la sociedad misma.
 
¿Es posible consolidar una nueva moneda (dinero) que no existe en forma tangible y cuyo crédito se sustenta en Internet? ¿Una moneda que no es emitida por ningún banco central? ¿Una moneda que no es la divisa de ningún país y que lo puede ser de todos de forma universal? Puede serlo. El Bitcoin es muestra de ello. Incipiente, pero real. Voy a obviar aquí cuestiones técnicas sobre esa moneda: emisión, uso, almacenaje, control y elementos de seguridad. Me centro en cuestiones económicas. 
 
El Bitcoin es, como cualquier moneda, dinero fiduciario: se basa en la fe de quien lo posee y de quien lo va a recibir a cambio de algo. Cuando usted entrega un billete de 10 € para hacer un pago, es porque quien lo recibe le da a ese papel un valor que no es el del papel color rojo que lo sustenta. Simplemente, hay una comunidad de agentes económicos y usuarios de esa moneda que han acordado que ese instrumento sea un soporte de valor e instrumento de cambio. Y además se trata de un valor “al portador” de ese papel moneda. Hay una estabilidad en torno a la divisa debido a lo extendido del uso y a sus movimientos en el mercado. Si el Bitcoin ha nacido y se está extendiendo a lo largo del mundo y la comunidad de usuarios se va ampliando, lo que se está consolidando es el común acuerdo sobre su valor. Las reglas de estabilidad y control se fijan por la propia comunidad de usuarios y la red. Igual que hace un banco central con el dinero emitido en una cierta divisa: limitar cantidades, evitar falsificaciones y mantener equilibrios frente a otras monedas. ¿Que el Bitcoin no existe físicamente?, bien: ¿para qué es necesario que exista papel moneda cuando los bancos centrales lo que están buscando es que se minimice el dinero físico y primen los pagos electrónicos?
 
Mientras la fe (dinero fiduciario) se extiende y la estabilidad del Bitcoin llega, hay muchos temores: burbujas de valor, estafas, duplicidades de uso, Bitcoins emitidos, valor del Bitcoin frente al € o al $. Pero, recuerden: ¿es que no se han dado grandes problemas económicos y monetarios con divisas emitidas y controladas por bancos centrales? ¿Se acuerdan de los Pesos argentinos? De repente su valor pasó a ser casi cero… y era una moneda tangible. ¿Se acuerdan de las inestabilidades económicas generadas por las políticas monetarias de algunos países?: inflación galopante, pérdida de competitividad, devaluación sin retorno, empobrecimiento mayúsculo y emisiones de dinero sin control que llevaban a las economías a la bancarrota.
 

Sobre el autor