Regeneración celular

En 1957 se consiguió el primer éxito de trasplante de médula ósea en pacientes que estaban recibiendo radiación y quimioterapia, en el Hospital Mary Imogene Bassett de Coperstown (EEUU). Pero fue el 5 de julio de 1996 cuando la investigación con células progenitoras obtuvo su mayor repercusión mediática: la clonación mediante técnicas de ingeniería genética de la famosa oveja Dolly, en el Instituto Roslin de la Universidad de Edimburgo (Escocia).

¿Pueden estos avances ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida?

Tanto la medicina regenerativa como la terapia celular proporcionarían alternativas a enfermedades de difícil tratamiento, como son las enfermedades neurodegenerativas, las relacionadas con el sistema cardiovascular o la diabetes. En muchos casos, el único tratamiento posible es el trasplante del órgano o de los tejidos dañados. Estas técnicas permiten la regeneración de las partes afectadas a partir de células madre del propio paciente, evitando con ello tanto el posible rechazo por incompatibilidad inmunológica del órgano, como la larga espera hasta encontrar un donante compatible.

En la actualidad hay más de setenta enfermedades para las que existe una aplicación directa, dividas en tres campos: medicina regenerativa tisular, tratamientos para trastornos específicos del sistema inmune y terapias contra el cáncer. Según su aplicación, las células utilizadas son: médula ósea para leucemia, células nerviosas para el tratamiento de enfermedades como Parkinson y Alzheimer, células de músculo cardíaco para enfermedades del corazón e islotes pancreáticos para el tratamiento de la diabetes. La terapia celular más conocida, es el trasplante de progenitores hematopoyéticos para curar pacientes con enfermedades tumorales, como leucemias, linfomas o mielomas; y en segundo lugar el tratamiento de lesiones cutáneas, como grandes quemaduras.

La Universidad de Valladolid está apostando fuerte en este campo. El pasado mes de marzo, la E.T.S. de Ingeniería Informática acogió una de las jornadas europeas 'UniStem Day' sobre células madre, organizada por el Instituto de Biología y Genética Molecular y el Parque Científico, dirigidas a alumnos de bachillerato para animarles a la investigación científica de terapias con células madre.

Y sobre todo, destacar su spin-off llamado Citospin, que entre otros logros se pueden destacar los conseguidos con células madre mesenquimales de médula ósea de Valladolid (MSV®), células madre limbares precursoras de la córnea, células mesenquimales del tejido adiposo, y muchos más.