Buen momento en Navidad

En estas fechas toda la oferta en tecnología para el usuario se nos presenta, como todo, más esplendorosa, variada y atrayente en todos los canales: Internet, grandes superficies y tiendas especializadas. Es un buen momento para regalar, para darnos un capricho o para cubrir una necesidad. No me gustan los regalos ni las compras inútiles que, aun llamando la atención en el momento, acaban abandonados en cualquier cajón por su falta de verdadera utilidad. Analicemos someramente al receptor del regalo tecnológico o a nosotros mismos para conocer las necesidades o ilusiones: entrar en algún nuevo aspecto de uso de la tecnología, iniciarse en algún aspecto nuevo, evolucionar el entorno del que ya se dispone o comenzar a construir una nueva forma de hacer las cosas en lo particular, en el ocio o en lo profesional. El ordenador personal portátil sigue siendo la mejor herramienta en productividad, estudios o proyectos. Junto con él, los periféricos básicos evolucionados conforman un entorno de trabajo satisfactorio: impresión, escaneado, almacenamiento, lectores, grabadores y otros muchos.

En el TOP navideño tecnológico ocupan siempre lugar destacado los 'smartphones', las tabletas y todos sus 'gadgets' (pequeños complementos tecnológicos) y accesorios. Da igual: iOs o Android. Hoy por hoy, este tipo de dispositivos han llegado a conseguir mejorar nuestro entorno de vida y ya son elementos muy útiles en nuestro trabajo, nuestro ocio y nuestra vida social. Además, incorporan y han desplazado a otros elementos de regalo: reproductores MP3, cámaras de fotos digitales… El ocio en sí mismo es una buena opción y, para ello, disponemos de las más avanzadas videoconsolas para juegos y otras actividades interesantes. La oferta de software para ellas es abundante y está muy desarrollada.

Comienza a extenderse el 'Internet de las cosas'. Los televisores con capacidades de conexión a Internet van ofreciendo cada vez más posibilidades y acercando las ventajas de la conectividad a nuestro hogar.

Toda la oferta disponible necesita de un buen servicio de conexión a la red. También en Navidad vemos más esplendor en las posibilidades de acceso con los diversos operadores fijos y móviles. Puede ser buen momento para mejorar nuestro obsoleto ADSL o para valorar una nueva conexión 4G en nuestro móvil.

En definitiva: establezca un presupuesto, perfile al destinatario de la compra (o perfílese usted mismo) para hacer un regalo (capricho o necesidad) ilusionante. Busque asesoramiento en su 'Pringao How To' particular. Compare precios y prestaciones y su relación respecto a las necesidades reales. Compre y regale o regálese. Quedará usted siempre bien.

Sobre el autor