Un futuro laboral gobernado por las máquinas y la tecnología

Hoy en día gracias a la tecnología, el trabajo es cada vez menos costoso y duro para las personas. Y también es cierto que en muchas situaciones las máqui-nas están sustituyendo a las personas. ¿Eso significa, como opinan algunos, que las máquinas están dejando sin trabajo a las personas? En mi opinión no será por culpa de esas máquinas inteligentes, de internet o de Bill Gates por la que las personas no encuentren trabajo en un futuro. El trabajo cambiará y habrá que estar preparados desarrollando desde ahora las competencias adecuadas para enfrentarnos con garantías a esos cambios.

En mi opinión existen 6 competencias que serán, si no lo son ya, absolutamente necesarias en los trabajos futuros:

1.  Productividad Personal: saber organizarse, priorizar tareas, gestionar los tiempos, utilizar el tiempo que se tiene para lo que es verdaderamente importante, invertir tiempo en tareas poco urgentes…

2.  Flexibilidad: estar dispuesto a modificar horarios, tareas, funciones, planificaciones, tiempo de trabajo, prioridades…

3.  Aprendizaje Permanente: ser permanentemente curioso, estudiar durante toda la vida, estar ávido de conocimientos, preguntar continuamente para conocer, investigar y aprender por tu cuenta sa-biendo utilizar los recursos que estén a tu disposición…

4.  Conocimientos Multidisciplinares: poseer conocimientos variados de diferentes áreas y que no tengan que ver directamente con el área del conocimiento en el que seas experto o experta.

5.  Innovación: ser creativo con el objetivo de solucionar un problema, satisfacer una necesidad o mejorar una situación y ser capaz de programar y planificar su puesta en práctica para alcanzar unos objetivos previamente marcados.

6.  Habilidad Social: relacionarse con otras personas y ser capaz de entender a los demás, hacerse entender de manera clara y sencilla, ponerse en el lugar de otras personas, hablar en público, ex-poner las propias ideas respetando otros puntos de vista…

Estoy convencido que en el futuro existirán nuevos conocimientos que traerán nuevos puestos de trabajo que requerirán nuevas competencias. Y creo que una persona eficaz y eficiente, con capacidad de adaptación, con actitudes para aprender continuamente sobre diversas materias para poder dar res-puestas novedosas y útiles y capaz de relacionarse con otras personas, tiene el futuro asegurado. ¿O no es el ser humano la “máquina” más sorprendente que existe?

Sobre el autor