Fomento impulsa redes de fibra óptica ultrarrápida en el medio rural que darán acceso a internet a 15.000 personas

El despliegue de redes de acceso a internet de nueva generación, con velocidades a partir de los 30 megabits por segundo (Mbps), comienzan a formar una malla en Castilla y León. De hecho, la instalación de fibra óptica es una de las apuestas estratégicas de los operadores, si bien algunas zonas del medio rural, con poco interés comercial, se están quedando fuera de los proyectos empresariales por lo que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha lanzado un plan para dar cobertura con esta tecnología a 15.000 personas.

Las redes de fibra hasta el hogar (Fibre To The Home, FTTH) alcanzan ya al 23,78% de los municipios de Castilla y León, según los datos del primer trimestre recopilados por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. El avance de este tipo de conexiones, que ofrecen velocidades de descarga muy superiores a las convencionales de cobre, ha sido espectacular durante el último año en la Comunidad puesto que a principios de 2014 solo llegaban al 3,8%, aunque todavía no se acerca a la media nacional (44,8%).

La Consejería sigue los objetivos fijados por la Agenda Digital para Europa, que se propone que todos los europeos tengan acceso en 2020 a unas velocidades de internet de 30 Mbps y que al menos la mitad de los hogares estén abonados a conexiones superiores a 100 Mbps. Según un estudio del Banco Mundial, en países desarrollados, cada aumento del diez% en la penetración de la banda ancha supone una subida del PIB (Producto Interior Bruto) del 1,21%. Además, se calcula que duplicando la velocidad de navegación se suman tres décimas al crecimiento económico.

Fomento pretende que su apoyo a las inversiones de los operadores sirva de catalizador de la actividad económica, científica y tecnológica de áreas rurales que no figuran a corto plazo en los proyectos del sector privado por tener escaso interés comercial. Para ello, la Consejería ha lanzado un plan, aprovechando fondos Feder, que financiará hasta un 35% el coste de llevar la banda ancha rápida y 'ultrarrápida' a estas zonas, que comenzará su desarrollo con actuaciones en las provincias de Burgos, Salamanca, Valladolid y Soria.

Estos primeros cinco proyectos llevarán fibra óptica a seis poblaciones y otras cuatro urbanizaciones de viviendas unifamiliares, lo que movilizará un millón de euros, de los que la administración autonómica aportará más de 361.200 euros. Telefónica se encargará de cuatro redes en las poblaciones de Villarcayo y Horna, en Burgos; Golmayo, en Soria; Hontoria, en Segovia, y Simancas -Entrepinos, El Pichón, El Plantío y Pinar de Simancas-, en Valladolid. Otro operador local, Redes Ópticas Salmantinas, se encargará del circuito hacia Carbajosa de la Sagrada.

Fomento trata de resolver un conflicto sobre otro proyecto en Medina de Pomar (Burgos), donde Telefónica pretendía instalar fibra, si bien otra empresa, Aduriz Energía, alegó que ya dispone de estas redes y que ha comenzado su despliegue en esta localidad. La Consejería ha pedido un informe a la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) para determinar si es compatible que la Junta conceda otra subvención de 200.000 a Telefónica. Además, la Junta ha convocado subvenciones destinadas a familias para mejorar el servicio universal de acceso a internet de banda ancha vía satélite. El plazo de solicitud finaliza el próximo 8 de junio y prevé una cuantía por solicitante de 400 euros.

Fibra y velocidad

Fomento cuenta con un mapa, a partir de una consulta hecha a operadores, que establece que 5.691 poblaciones no tendrán cobertura de 100 Mbps en los próximos años. El mayor número de estas entidades se sitúa en León (1.377) y Burgos (1.226). Destacan también Salamanca con 533, Zamora (498), Soria (493), Palencia (457), Ávila (439), Segovia (363) y Valladolid (305). Además, Fomento ha identificado 4.155 localidades en sombra para la red de 30 Mbps, de las que 949 pertenecen a Burgos y 881 a León. Además, otras 449 están situadas en la provincia soriana; 399 en Salamanca; 365 en Ávila; 352 en Palencia; 335 en Zamora; 258 en Segovia y 167 en Valladolid.

Respecto a la cobertura de la fibra óptica, Valladolid es la provincia con mayor avance puesto que llega al 62,2% de los municipios, seguida por Burgos, con el 28,8% y León con el 14,1%. Le siguen Palencia con el 12,5%; Zamora, con el 10,7%; Salamanca, con el 10,6%, y Ávila, con el 6,8%. En último lugar figura Soria con el 1,6% y Segovia, con el 0,8%.

En cuanto a la velocidad de las diferentes redes, ocho de cada diez municipios tienen acceso a conexiones con más de diez Mbps, sin embargo el porcentaje cae hasta el 60% en las superiores a 30 y al 53,1% en las de 100. Por provincias, en Ávila, el 38,4% tiene más de 30 Mbps; en Burgos, el 69,5%; en León, el 54,6%; en Palencia, el 54,09%; en Salamanca, el 63,4%; en Segovia, el 41,9%; en Soria, el 55,3%; en Valladolid, el 73,3%, y en Zamora, el 53,9%.

Por el contrario, las conexiones superiores a 100 Mbps son más escasas en la Comunidad, puesto que en Ávila dan cobertura al 27,8% de los municipios; en en Segovia, al 29,09%; en Zamora, al 44,05%; en Soria, al 45,2%; en Palencia, al 47,7%, y en León, al 49,3%. No obstante, en Valladolid representan el 68,5%; en Burgos, al 63,3% y en Salamanca, al 57,3%.

Más prestaciones

La fibra óptica es un medio de transmisión de alta capacidad y baja atenuación, lo que permite enviar grandes cantidades de datos a largas distancias. El tipo de red de fibra usado por la práctica totalidad de los operadores en España son las redes GPON (Gigabit-capable Passive Optical Network en inglés, o Red Óptica Pasiva con Capacidad de Gigabit en español), de forma que una misma fibra puede dar servicio a 64 usuarios.

Además, permiten ofrecer velocidades de descarga muy superiores a las redes convencional de cobre que utilizan los servicios xDSL, alcanzando velocidades superiores a los 100 Mbps. Asimismo, estas redes de fibra hasta el hogar permiten una mayor simetría, es decir valores más parecidos, para las velocidades de subida y de descarga de datos.

Sobre el autor