Formación continua

En la Antigua Grecia cuando un hombre era sabio, lo era hasta el fin de sus días. Sin embargo en la actualidad, no sólo debes conformarte con llegar a ser experto en una pequeña área del conocimiento ¡qué no es poco!, el problema radica en que en estos tiempos en lo que todo es volátil y fugaz, sólo se podrá decir de ti que fuiste experto en tal materia de tal año a tal otro. ¿O no es cierto que un experto en telefonía móvil en el año 1997 sería un completo ignorante en el 2015 si sólo mantuviera el conocimiento de entonces? ¿O un experto en JAVA del 2005 seguiría siendo considerado experto en 2015 si no ha mantenido una formación continua y acertada? ¿O un experto en mecánica, un soldador e incluso un mago?
 
El hecho de que tenga en sus manos una revista especializada, me hace suponer que no se ha quedado exclusivamente con los conocimientos que obtuvo al terminar el colegio, instituto o universidad, que se ha preocupado de ampliar dichos conocimientos en diferentes materias, ciencias o artes; tanto para alcanzar mayores logros profesionales como para aliviar su propio deseo de saber. La palabra clave es Formación y tener siempre la disposición y la humildad de ser siempre aprendices de algo nuevo. Citando a William Rogers: “Todo el mundo es ignorante, sólo que en materias distintas”.
 
Esta Formación puede obtenerse por diversos medios: asistiendo a cursos, leyendo libros o revistas especializadas, viendo vídeos, buscando información específica en Internet (con cuidado), asistiendo a seminarios o congresos, etc. Hasta charlando distendidamente con alguien se pueden aprender cosas interesantes ¡hasta Filosofía!
 
Si aprovechamos la tecnología actual, podemos encontrar herramientas de formación por videoconferencia (Skype, Google Hangouts, ooVoo, Jitsi, etc.), ‘clases maestras’ a través de vídeos (YouTube, Vimeo, DailyMotion, Metacafe, etc.), contactos profesionales utilizando redes sociales especializadas (Linkedin, Xing, Fast Pitch, PartnerUp, Ryze, etc.). También existen webs en las que diferentes expertos comparten su conocimiento de una forma abierta a todo el mundo a través de Internet (HangOutOn).
 
Recuerda que un experto en un área determinada en 2015 puede convertirse en 2020 en un completo ignorante sobre la evolución de esa materia, e incluso que esa profesión haya dejado de existir.

 

Sobre el autor