Muestra abierta para conocer bit:LAV

A través de una serie de actividades, los participantes en el bit:LAV, un laboratorio de experimentación y creación de arte digital, coordinado por Alberto Marcos Cabero y Marta Álvarez, dieron a conocer el trabajo realizado durante cada uno de los talleres «y pusimos en práctica experiencias que habíamos desarrollado durante todo el año. En esta muestra abierta, celebrada en el LAVA -el mejor de los escenarios posibles-, construimos instalaciones interactivas, con visuales y música, hubo performance con visuales y música electrónica a cargo de Akelarre transfeminista, y una pinchada en directo con audiovisual, acompañados por Vinus Trinus», explica Marta Álvarez.

Los presentes en esta muestra abierta pudieron interactuar y trabajar con alguna de las herramientas de creación que se pueden utilizar dentro del arte digital. «Participaron en talleres de arduino, processing y sintetizadores de audio y vídeo con especialistas de renombre internacional como Alba García Corral, el colectivo MP19 y Alex Posada, y observaron la creación de visuales en directo con movimientos como el ‘live cinema’. Los participantes pudieron idear proyectos digitales de manera colectiva y llevarlos a cabo, y se desarrollaron proyectos como el ‘Spoken Word», apunta Alberto Marcos Cabero.

 

El bit:LAV se sostiene sobre cuatro patas fundamentales. La primera, la parte formativa y educativa, que se ha traducido en la organización de diferentes talleres, entre ellos los de ‘programación creativa’ realizado con cerca de 400 alumnos de 3º y 4º de la ESO durante todo el año, pertenecientes a seis institutos de la capital y la provincia vallisoletana, siguiendo el movimiento internacional de ‘Hour of Code’.

 

La segunda pata del bit:LAV está relacionada con la proyección de una serie de  documentales en torno a la cultura libre y las licencias Creative Commons, «coordinado con Culturatorium. Durante el año, en docu:FORUM hemos proyectado películas nunca antes vistas en Valladolid», recuerda con orgullo Alberto Marcos.

 

El tercer pivote de este laboratorio de arte y cultura digital es la experimentación con las herramientas para saber cómo utilizarlas de forma creativa, no puramente consumista. «Todo el mundo tiene ya ordenador, móvil, tablet..., pero pocos saben que existe un abanico enorme para poder utilizar de forma creativa una serie de herramientas que incorporan».

 

Y la última pata del bit:LAV es, precisamente, «la creación de un laboratorio donde una serie de personas con perfiles creativos de diferente índole -desde pintores, músicos y arquitectos, hasta ingeniero s- nos hemos reunido todos los sábados por la mañana para generar una serie de trabajos, compartir conocimientos y sacar proyectos, que son los que hemos dado a conocer en la muestra abierta», indica Alberto Marcos.

 

Crear comunidad

Uno de los fines del bit:LAV es la puesta en común de conocimientos y la creación de comunidad, un objetivo más importante incluso «que los resultados que obtengamos. Nuestra idea es la de generar proyectos y poder continuarlos, y conseguir una comunidad a partir de la cual puedan surgir más cosas..., pero siempre en base a ciertas colaboraciones, en concreto con Culturatorium, que es con quien hemos llevado a cabo el docu:FORUM. También nos hemos puesto en contacto con el Grupo Universitario de Informática de la Universidad de Valladolid, que organizó un hackathon este año...», explica Marta Álvarez.

 

Alberto Marcos incide en la importancia de esa generación de comunidad. «Hay que tener en cuenta que hablamos, por un lado, de artes visuales, y por otro de nuevas tecnologías. Debemos por tanto coger a un grupo reducido de artistas a los que les pueda interesar la tecnología, y a otro que les suceda todo lo contrario, para conectarlos».

 

Los coordinadores del bit:LAV ya tienen pensada, planteada y diseñada la temporada que viene, que comenzará a finales de septiembre o principio del mes de octubre. Posiblemente, si nada cambia, repetirán con su participación en la SEMINCI, consistente en una jornada de debate en torno al ‘live cinema’, vanguardista práctica cinematográfica que no suele encontrar acomodo en los festivales de cine tradicionales y que, el año pasado, congregó a colectivos, artistas y teóricos especializados del ámbito nacional. Esa jornada culminó con una presentación en vivo a cargo del artista internacional Ricardo Cançado, que recogió el imaginario visual brasileño: Representa Corisco. «El planteamiento de la próxima temporada será el mismo que el de ésta, pero incorporaremos algunos cambios, sobre todo metodológicos», concluyen.