Alemania penaliza las fotos de comida en las RRSS

Hace tiempo que conocemos la aplicación de ciertas leyes en algunos países europeos que prohíben la inclusión de fotografías de monumentos y espacios relevantes en las RRSS de los usuarios bajo pena de multa. De hecho, no es extraño encontrar a gendarmes en París, por ejemplo, advirtiendo frente a la Torre Eiffel a los turistas de la posible penalización. A menudo nos extraña porque se trata de un gesto habitual en nuestro país.

Sin embargo, ahora, el famoso periódico ‘Die Welt’ se hace eco de una nueva realidad de corte similar relacionada con Alemania: está prohibido hacer fotografías a la comida que sirven en locales públicos y luego subirlas a las RRSS. ¿La razón? Las creaciones culinarias pueden ser consideradas arte según la legislación del país, por lo que compartir nuestro plato en RRSS supondría una reproducción no consentida.

No obstante, frente a la fiebre de Instagram relacionada con espacios dedicados exclusivamente a las delicias culinarias recomendadas por ciertos prescriptores, algunos de los “creadores” y establecimientos afectados podrían autorizar expresamente el uso de dichas imágenes como acción promocional.