Presentan una demanda colectiva por discriminación sexual contra Microsoft

Katie Moussouris, ex-empleada de Microsoft especialista en seguridad, ha liderado la presentación de una demanda colectiva que acusa de discriminación sexual a la compañía fundada por Bill Gates. De hecho, la ex trabajadora afirma que Microsoft discrimina "de manera sistemática y generalizada" a las mujeres con trabajos técnicos y de ingeniería en lo que se refiere a sueldos, promociones en puestos, evaluaciones de desempeño y otras condiciones de empleo. Además, sus compañeros hombres reciben un salario mayor en puestos idénticos y tienen muchas más posibilidades de promoción en la empresa tal y como demuestran las cifras de ascensos de los últimos años.

A raíz de esta demanda, han salido a la luz casos de acoso sexual encubiertos o desestimados por los superiores cuando las víctimas han decido denunciar la situación en la empresa. Es más, en algunos de ellos, incluso, las denunciantes han sido penalizadas con la eliminación de conceptos monetarios anules y los acusados han sido cambiados de sección e, incluso, ascendidos.

Moussouris asegura también que su propia maternidad supuso un obstáculo a la hora de conseguir un ascenso que finalmente fue a parar a un compañero con mucha menos experiencia que ella en la sección. Los abogados de Katie y ella misma han declarado que esperan que durante el proceso muchas más trabajadoras de la compañía se animen a denunciar también y se unan a la demanda colectiva.

Microsoft ha reaccionado a esta demanda con una declaración pública oficial. "Estamos comprometidos con una fuerza laboral diversa y con un espacio laboral donde todos los empleados tienen las mismas oportunidades para triunfar. Vamos a revisar detenidamente esta nueva queja".