‘Wildebeest Revenge’, un videojuego independiente desarrollado en Valladolid

×

Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en _taxonomy_menu_trails_menu_breadcrumb_alter() (línea 380 de /var/www/html/e-volucion/web/sites/all/modules/taxonomy_menu_trails/taxonomy_menu_trails.inc).

Dos vallisoletanos, Sergio González (programador) y Daniel Rico (director artístico), han desarrollado un videojuego independiente para dispositivos móviles (smartphones y tabletas). Se trata de ‘Wildebeest Revenge’, un juego casual que mezcla habilidad, estrategia y acción.
 
La fiebre por el videojuego independiente no para de crecer. Por eso, dos jóvenes amigos, formaron hace unos años el proyecto GOTO Studio para lanzar su primer videojuego. Se trata, además, de una iniciativa pionera en la ciudad. Sergio explica los orígenes de esta alianza: “Daniel y yo somos amigos desde hace bastante tiempo, realmente nos conocimos gracias a los videojuegos hace unos 20 años echando partidas en la casa de Dani. Compartimos ese gusto, entre otros, y siempre hubo el deseo común de hacer algo. Nuestras carreras profesionales nos llevaron por caminos diferentes pero mantuvimos la amistad.

Cuando llevaba unos meses en las etapas iniciales del proyecto, dando forma al motor del juego, preparando maquetas, diseñando la mecánicas y jugabilidad, le comenté la idea, los requisitos técnicos y le pareció genial. En seguida hicimos piña y nos pusimos a trabajar juntos. Ha sido un trabajo costoso pero muy gratificante ya que hemos cumplido el viejo sueño de hacer un videojuego”.

Además, ya tienen ideas para nuevos desarrollos, pero aún no quieren desvelar nada: “Tenemos varias ideas, algunas relacionadas con Mr. Niu y otras completamente nuevas que se desarrollan en mundos muy lejanos al Serengeti. Pero antes de arrancar el nuevo proyecto queremos probar nuevas herramientas, evaluar costes, tiempos de desarrollo y quizás buscar refuerzos. Por el momento vamos a centrarnos en dar a conocer ‘Wildebeest Revenge’ todo lo posible y ver la respuesta del público”.
 
El argumento de este vídeojuego nos pone en la piel de Mr. Niu, un ñu cansado de que su especie se convierta en la merienda de cocodrilos, hienas y demás depredadores cada vez que realizan su migración por el Serengueti.
 
Por eso, el jugador deberá acompañar al protagonista en su viaje a través de dos mundos llenos de peligros y desafíos hasta conseguir atravesar el famoso río Mara. En él, se encontrará con su verdadero enemigo y su seductora compinche en una desigual batalla. El videojuego, al parecer, se comporta de acuerdo a las leyes de la física (2D) con sus inercias, pesos, aceleraciones, etc. Sergio explica el funcionamiento del videojuego para lograr esta aproximación a la realidad: “En Wildebeest Revenge utilizamos un motor de físicas (la librería Box2D) que permite dotar a los objetos de las leyes físicas siempre en un mundo bidimensional afectado por la gravedad, en este caso la gravedad terrestre. Esta librería permite una vez que cargamos los objetos en memoria, asignarles masa, volumen, densidad, incluso la fricción que hay en su superficie además de otra serie de parámetros. Por eso cuando disparas un proyectil en el juego éste rebotará o se deslizará acelerando de manera natural y predecible”.
 
De jugabilidad sencilla y sin complicaciones (izquierda, derecha y disparo) consigue, sin embargo, convencer al usuario. Los gráficos tienen un tono desenfadado y se acercan a la estética de los dibujos animados. Y es que, sus creadores, lo tenían claro desde el principio “A la hora de encarar el diseño artístico y de personajes recurrimos a la influencia de cómic del que sobre todo Dani es muy aficionado, buscábamos una estética desenfadada y divertida que pudiera gustar a todo tipo de público y que a la vez tuviera algo propio de los dibujos animados.

Queríamos algo caricaturesco pero a la vez reconocible, para ello Dani hacía los bocetos de los personajes en papel, discutíamos su diseño hasta que dábamos con algo que nos convencía y pasábamos al proceso de digitalización y animación”.
 
Un grupo procedente también de Valladolid, pone una banda sonora cargada de Hip-Hop y funky a cada escena. Y es el encuentro entre las diferentes disciplinas artísticas en Valladolid es, afortunadamente, frecuente: “Conocí a Diploide gracias a mi hermana y desde el primer momento me engancharon sus ritmos pegadizos a la vez que para mis adentros pensaba en la similitud que tenían sus sonidos electrónicos con el de las videoconsolas de 16 bits. Una vez arrancado el proyecto pensé inmediatamente en Diploide, quería una música divertida que quitase dramatismo al juego. Contacté con ellos, les conté la idea, les mandé bocetos y vídeos con versiones tempranas del juego. Les gustó el proyecto y decidieron formar parte de él prestándonos el tema principal del juego en 2 versiones, una para los menús y otra más apagada para el propio juego, y un loop que se utiliza cuando llegas al final. El resultado creo que ha sido muy bueno, de hecho los menús y los enemigos se mueven al ritmo de Diploide”.
 
La descarga es totalmente gratuita y ya está disponible en Google Play, aunque los creadores aseguran que “Si el juego tiene buena acogida y registramos la suficiente demanda por parte de los usuarios de IOS estaremos encantados de hacer la conversión a este sistema”.