Érase una vez ‘Windows’… y sus 30 años

Logotipo de Microsoft

Hace tres décadas Microsoft lanzaba su primera versión de Windows ¿cómo ha ‘madurado’ uno de los sistemas operativos más utilizados del mundo?

Ese sonido tan característico al encender nuestro PC lleva 30 años con nosotros, parece toda una vida, ¿verdad? Con él olvidamos el sonido del ‘retorno de carro’, los fuertes golpes a las teclas de la máquina de escribir, las libretas de direcciones o los carboncillos para dibujar. Muchos hemos crecido con las ventanas y los paisajes de nubes esponjosas y campos verdes en nuestras pantallas. Todo ello  forma parte de nuestro imaginario audiovisual, de nuestro aprendizaje y de nuestro día a día tecnológico y personal. Pero, ¿dónde comienza la historia? 

En 1985 la compañía presentó Windows 1.0, proyecto que ya había anunciado dos años antes. Bill Gates dijo que era una pieza de software única.  En su primera versión sólo contaba con un administrador de archivos, Paint, el procesador de textos Windows Writer, el editor Notepad y la calculadora.  Además para poder utilizar el sistema operativo de Gates, el ordenador debía tener ‘al menos 256 kilobytes de memoria, dos unidades de disco flexible o un disco rígido (en caso de utilizar el DOS 3.0) y una placa gráfica’.

Dos años después, a finales de 1987, Microsoft presentó a su sucesor. El cual le sirvió para posicionarse como el principal distribuidor de software para ordenadores personales.

Windows 2.0 había nacido, funcionaba en equipos con procesador Intel 286. 
En los primeros años de los noventa, con el estreno de Windows 3.0 y Windows 3.1 la multinacional vendió más de 10 millones de copias. ¡Sí!, en esta versión se comienzan a incluir  grandes éxitos de Microsoft como el Solitarios, el Bucaminas o Corazones, ¿te acuerdas? 

A mitad de década, en 1995, la empresa decide cambiar la nomenclatura y poner como apellido el año en que se lanzaba las actualizaciones del sistema. Así nace Windows 95. ¡Vendió más de 5 millones de copias en sólo 5 semanas!  Su éxito se basó en varios factores: mejoras en la conectividad a Internet, plug and play para facilitar la instalación de software y hardware, el menú inicio, la barra de herramientas y los botones para minimizar, maximizar y cerrar ventanas.

3 años después es sustituido por Windows 98 con soporte para reproducción de DVD y dispositivos USB. A los dos años nace Windows 2000, una versión más orientada a usos corporativos que se vería mejorada al poco, en 2001, por  Windows XP.

Este último, pone punto y aparte en la historia de Microsoft, se centraron en el uso y el centro de servicios unificado de ayuda y soporte técnico. El sistema operativo estuvo en el mercado más de 10 años.  De hecho, sobrevivió a una versión nueva en 2006, el famoso y polémico Windows Vista (el más seguro hasta la fecha).

En 2009 la compañía estrena  Windows 7, una evolución de su antecesor pensado para el mundo inalámbrico. Sin embargo, el gran cambio surgió hace 3 años (2012), Microsoft decide cambiar su estrategia  y apostar por un interfaz que se adapta a los Smartphone y las tabletas. Windows 8 retira el  botón Inicio, que Windows 8.1 recuperó un año más tarde.

Su última actualización, Windows 10, ha desarrollado un sistema operativo que comparten ordenadores, smartphones, tabletas y consolas  Xbox One. Sólo el primer día hubo 14 millones de descargas, todas ellas gratuitas.

 

(imagen El Norte)