¿Cómo garantizar la ciberseguridad de los niños en Navidad?

ciberseguirdad de los niños

Tiempo libre  y tecnología, dos puntos que como padres debemos saber gestionar para garantizar la ciberseguridad de los niños.

Para algunos muy deseadas y para otros una pesadilla, las vacaciones de Navidad infantiles son fechas complicadas para los padres que combinan la vida laboral con la familiar.  Y es que además, durante la época navideña, los padres suelen mostrase más permisivos en cuanto al tiempo de exposición a Internet y las tecnologías.

Datos de Gartner afirman que este año se venderán más de 2.500 millones de móviles, tablets y PCs. Además, según el INE (Instituto Nacional de Estadística) este incremento es mayor en el caso de los menores, pues el 69% de los niños de 12 años disponen de uno de ellos.

Si a esto le sumamos la brecha digital entre niños y progenitores, los problemas de seguridad en la red se multiplican. La tecnología  y la red son parte de su día a día y por ello debemos ocuparnos de educar, proteger y supervisar, que el uso que hacen de las mismas sea el adecuado.

Es  importante tener un control sobre la utilización y consumo de los dispositivos electrónicos, pero sobre todo de los contenidos a los que acceden a través de ellos.  Según el director de desarrollo de negocio de Always On, empresa especializada en seguridad digital: “La red puede ser un impulso para que agresores y amenazas atenten contra la vida digital  de su hijo. Estará en las manos de los padres garantizar una protección digital del menor adecuada, proporcionándole herramientas, educación digital y estableciendo pautas y frenos en el uso del mundo online”.

 

¿Qué podemos hacer para garantizar la seguridad infantil en la red?

  1. Bloquear contenido: Sobre todo el  no apto para menores. Es más fácil de los que parece sólo debemos añadir a la configuración de los buscadores el bloqueo de ciertas palabras.
  2. Supervisar sus cuentas: No se trata de  violar su intimidad, sino prevenir riesgos digitales. Para ello el padre puede generar una cuenta que supervise a las demás, y pueda acceder a todos sus contenidos.
  3. Establecer límites de navegación: Es recomendable configurar avisos de seguridad y de privacidad. Para ello es necesario hacer un análisis de vulnerabilidades, donde al tutor le aparezca un aviso cada vez que su hijo  entre en una zona digital conflictiva.
  4. Vigilar las descargas: La adquisición de aplicaciones gratuitas, juegos, música, video, etc. pueden provocar la aparición de anuncios y enlaces a páginas no deseadas.  Será importante educar a los pequeños de la casa en la importancia de asegurarse de la fuente, no dejarse engañar por anuncios llamativos o falsas promesas.
  5. Servicio antibullying: Una vez existe una sospecha sólida por parte del tutor de que su hijo está siendo acosado digitalmente, recurrir a servicios antibullying,  en los que se hará una búsqueda exhaustiva de las agresiones digitales y una recopilación de pruebas de la agresión con validez legal.
  6. Comunicación y tiempo en familia: Todas las claves para evitar riesgos y sufrir ciberbullying, tiene una base principal e inicial y es el cuidado de la educación digital por parte de los padres. Charlas, juegos, vídeos y control horario sobre el consumo de Internet de los más pequeños podrán colaborar en prevenir y solucionar amenazas en la red.