Toyota presenta un nuevo sistema de generación cartográfica más preciso

  generación cartográfica

Para impulsar una implantación segura de la conducción automatizada, Toyota está desarrollando un sistema de generación cartográfica de gran precisión que empleará datos de cámaras y dispositivos GPS instalados en los vehículos.

El nuevo sistema se expondrá en el Salón de la Electrónica de Consumo —Consumer Electronic Show  (CES)— de Las Vegas, que se celebrará del 6 al 9 de enero de 2016.

Este nuevo sistema de Toyota se vale de vehículos de uso general equipados con cámara para recopilar imágenes de la vía e información de posición del mismo. La información se envía a centros de datos, donde se combina, se corrige y se actualiza automáticamente para generar mapas de carreteras de gran precisión y un área muy amplia.

Para la correcta implantación de las tecnologías de conducción automatizada se necesita una precisa información  de la red viaria, señales de tráfico, líneas divisorias, arcenes y otras características de la vía.

Hasta ahora, los datos cartográficos pensados para la conducción automatizada se han generado mediante vehículos específicos equipados con escáneres láser tridimensionales.

Los vehículos circulan por zonas urbanas y carretera, y se recogen datos que luego se editan manualmente para incorporar información como las líneas divisorias de los carriles y las señales de tráfico. El carácter infrecuente de la recogida de datos supone que los mapas generados de este modo raramente se actualicen, lo que limita su utilidad. Y es un método de recopilación de datos relativamente costoso, dada la necesidad de introducir manualmente tipos concretos de datos.

El sistema de  Toyota emplea tecnología de generación de información espacial en la nube, de la mano de Toyota Central R&D Labs., Inc., para crear datos de imágenes de carreteras de gran precisión a partir de las bases de datos y los dispositivos GPS de los vehículos de ciertos usuarios seleccionados.

Mientras que un sistema que utilice así cámaras y GPS tiene una mayor probabilidad de error que un sistema que emplea escáneres láser tridimensionales, los errores de posición se pueden mitigar mediante tecnologías de combinación de imágenes que integran y corrigen los datos de imágenes de carreteras recogidos de múltiples vehículos, así como tecnologías de cálculo de trayectoria de gran precisión.

Así se restringe el margen de error del sistema a un máximo de 5 centímetros en carreteras rectas. Al emplear vehículos de uso general e infraestructura existente para recoger información, esos datos se pueden actualizar en tiempo real. Además, el sistema se puede implantar y ampliar a un coste relativamente reducido.