¿Cuáles son las ventajas de trabajar por proyectos?

 trabajar por proyectos

¿Ventajas e inconveniente de trabajar por proyectos? Una de las preguntas que debe hacerse un 'freelance' o emprendedor. 

Los mercados cambian como también lo hace, el trabajo que desarrollamos dentro de ellos. La tecnología, la crisis, la especialización técnica de las profesiones y las nuevas demandas sociales han propiciado que tanto empleadores como trabajadores colaboren de diferentes formas, o al menos distintas a las que se entiende como la forma convencional de trabajar.

Seguro que ya tienes algún amigo o familiar que trabaja desde casa, incluso desde una ciudad diferente a la de su empresa. Personas que trabajan de forma telemática e independiente pero a la vez forman parte de equipos u organizaciones. Un estudio realizado por la compañía de software estadounidense Intuit predijo que para el año 2020, el empleo tradicional tal y como lo conocemos hoy en día no será lo más común  y el 40% de los trabajadores  serán contratados para desarrollar proyectos concretos.

Aquellos que trabajan por proyectos valoran poder disponer de mayor flexibilidad laboral, mejores salarios y una mejor conciliación de la vida laboral y personal.

Por su lado las empresas encuentran ventajas a la hora de trabajar con estos profesionales en proyectos puntuales, porque les permite colaborar con trabajadores con la más alta cualificación, que aportan el valor y la experiencia necesarios, sobre todo en el sector TIC.

Sin embargo, no todos somos capaces de trabajar por proyectos. La inestabilidad financiera, los cambios constantes o la presión de las empresas sobre este tipo de profesionales son algunos de los contras que suelen encontrar los que trabajan por proyectos.

Según el director de IT Services Contracting de Hays,  Enrique Fernández Capdepont “para algunos trabajadores cambiar de manera habitual de trabajo es una situación estresante. Conocer gente nueva, aprender nuevos procesos y acostumbrarse a un nuevo entorno cada vez que se inicia un nuevo contrato puede ser un reto para algunos”. Además, la percepción de falta de estabilidad financiera también puede resultar difícil. Muchos de estos trabajadores, no se benefician de vacaciones pagadas u otros incentivos que se conceden a los trabajadores de plantilla, aunque a veces sus ingresos suelen ser más altos que los de un trabajador permanente en una empresa”.

 

Principales ventajas de trabajar por proyectos:

  •  La flexibilidad horaria y variedad de labores: es habitual poder adaptar horarios y tempos de trabajo siempre y cuando se cumplan los plazos. Esto permite cambiar de proyectos, trabajar en varios a la vez y desarrollarse en distintos ámbitos.
  • Posibilidad de aumentar los ingresos: la especialización de este tipo de profesionales hace que sus servicios sean mejor pagados, cada profesional establece sus propias tarifas. Además la posibilidad de trabajar en varias cosas simultáneamente o por periodos establecidos amplia la rentabilidad del trabajo.
  • Conciliación vida laboral y personal: siempre y cuando sepas organizar y sacar tiempo para la esfera personal, este tipo de trabajo permite una mejor conciliación.