Expertos en ciberseguridad reclaman formación tecnológica desde el colegio

Los participantes en la jornada sobre webs y redes alertan de los peligros de Internet y animan a navegar con sentido común

«Ha llegado para quedarse y ya nunca se va a ir de nuestras vidas».

Con esta claridad se expresaba ayer en Palencia el experto informático Antonio Ramos, director del programa televisivo ‘Mundo Hacker’, que fue uno de los ponentes que intervino en el denominado ‘Ciberday’, una jornada de formación sobre seguridad en Internet y las redes sociales organizada por la Asociación Palentina de Empresarios de Tecnologías de la Información y la Comunicación (Apetic).

Pero no se limitó únicamente a señalar que Internet es presente y futuro, sino que la red actual no tiene nada que ver con aquella que comenzó a extenderse hace veinte años. «La Internet se ha vuelto un medio muy hostil, que no tiene nada que ver con la que conocimos hace veinte años. El ciberdelincuente no es ajeno a nosotros. Nuestros datos, nuestras fotos, la mitad de nuestra vida es ahora digital. Es un campo abonado para cometer delitos», señaló Antonio Ramos, quien recalcó, sin embargo, que no se puede ir contra el futuro.

«Internet ha llegado para quedarse y para quedarse para siempre, y será una Internet mucho más compleja de la que conocemos. Contra el futuro no se puede ir, pero lo que sí podemos hacer es aquello que nos han enseñado desde pequeños. Educar, enseñar y comprender, y así minimizaremos nuestros riesgos», aseveró.

Un gran pacto

En este  sentido, Antonio Ramos indicó que Internet debe entenderse también como un problema de educación para todos los ciudadanos. «Debe haber un pacto de gobierno, porque para esto hacen falta fondos. Hay que formar a nuestros niños a nuestros adultos para utilizar Internet de una forma más sensata, coherente y segura. Y para eso hace falta un gran pacto, porque es un gran desembolso de dinero. En los colegios, ya está comenzando, pero hacen falta más recursos. Igual que nos gastamos el dinero en Lengua y en Inglés, habrá que comenzar a gastarse el dinero en educación en Internet, buenos usos de las comunicaciones digitales. Está comenzando, ya hay acciones en colegios, pero estamos en los primeros pasos». 

En este sentido, el agente de la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil Javier Castro insistía en la necesidad de potenciar la educación en el uso de las nuevas tecnologías desde los colegios, aunque reconocía que el problema va más allá, puesto que también existe un desconocimiento abismal sobre Internet y las redes sociales entre la mayor parte de los adultos. «Se están dando ya charlas en colegios dentro del Plan Escolar, se está trabajando en la concienciación, estamos muy implicados», indicó Javier Castro, quien recalcó que todos somos susceptibles de sufrir un ataque por parte de piratas informáticos, en algunos caso sin que el usuario llegue a percatarse de ello.

«Lo fundamental es la educación hacia los hijos y la solución no es estar alejado de las redes sociales. Hay entrevistas de trabajo para las que es necesario estar en ‘Facebook’. O por ejemplo ‘Twitter’, pues puede ser una herramienta eficaz para hacer seguimientos de noticias o para estar informado de forma instantánea».

Javier Castro insistió también en la importancia de conocer qué es lo que se acepta y cuáles son las condiciones que se establecen cuando se descargan las aplicaciones informáticas tanto a un ordenador como a un teléfono móvil.  «Hay muchísimo desconocimiento. Cuando descargamos una app en nuestro teléfono móvil, que no es otra cosa que un ordenador y una puerta a Internet, no sabemos realmente lo que estamos aceptando. Estamos subiendo fotos sobre las que perdemos el control, perdemos los royalties, nuestros derechos de autor. Eso cae en otras manos y nosotros perdemos todos los derechos».

«A los menores les estamos dando una herramienta que no sabemos nosotros ni utilizarla. Estamos poniendo un Ferrari en manos de una persona que no sabe conducir. Al final, lo único que hace falta es educación, sentido común y unos padres que se impliquen mucho más, porque al final todo esto puede acabar en ciberacosos, con finales dramáticos», indicó Javier Castro.

El acoso escolar

El integrante de la Guardia Civil quiso también dejar claro que las nuevas tecnologías no pueden considerarse responsables del incremento del número de acosos en los colegios, aunque sí juegan un papel en su sobredimensión.

«El acoso escolar ha existido siempre, siempre ha habido abusos sobre el bajito, el gordo, el orejas o el empollón. Eso no ha cambiado, pero antes la mayor parte de estos problemas quedaban ahí, en el marco del colegio. Pero ahora, automáticamente todo eso lo graba alguien, lo sube a una plataforma... y eso le da un efecto exponencial brutal. Ya parece que no acaba nunca, que es un acoso continuado que se nos escapa de las manos».

Por su parte, el técnico del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), Jorge Chinea, que centró más su ponencia en las medidas de seguridad que deben adoptarse en las empresas, recalcó también la necesidad de potenciar la educación desde las primeras edades, además de la importancia de «actuar con sentido común», aspecto en el que incidió continuamente el promotor del encuentro el presidente de Apetic, Julio César Miguel.

«Aquellas cosas lógicas que no harías en tu vida real, como poner el pin de la tarjeta en un ‘post-it’, son las que también hay que aplicar como medidas de seguridad en el mundo de las nuevas tecnologías. Hace falta formación, educación, y sobre todo, mucho sentido común»

por José María Díaz

Tags: 

Sobre el autor