Volvo y Seat nos proponen sustituir las llaves clásicas o mandos a distancia por el smartphone

La llave clásica, el mando a distancia para abrir y arrancar nuestro coche se pueden convertir en historia gracias o por culpa del smartphone.

La idea es una solución para abrir y cerrar las puertas, poner en marcha la climatización y bajar y subir las ventanas desde fuera del coche, desde un smartphone o un wearable. Pero también arrancarlo y circular con él.

Así se puede  autorizar a otra persona el uso del coche sin tener que estar en posesión de la llave, incluso si las personas se encuentran en localidades distintas. Se expide una autorización segura transfiriendo una copia virtual de la llave digital del coche al smartphone o dispositivo móvil de la otra persona: un duplicado de la llave con un simple gesto.

El duplicado de la llave digital se puede configurar con un tiempo máximo y la autorización queda revocada cuando llega la hora programada.

Este proyecto también contempla la gestión de las llaves virtuales. En un estadio más avanzado del proyecto incluso se podría configurar y restringir una serie de funciones o prestaciones del coche como limitar la velocidad máxima o especificar el modo de conducción para incrementar la eficiencia del coche o evitar que el hijo al que se ha prestado el vehículo lo utilice más allá de lo que desaean los padre, entre otras posibilidades.

Y pensemos también a la hora de alquilar un automóvil. Con la aplicación, los usuarios podrán reservar y pagar un vehículo de alquiler en cualquier parte del mundo y recibir su llave digital inmediatamente en su teléfono. A su llegada, el cliente solo tendrá que localizar el vehículo de alquiler mediante GPS, abrirlo y empezar a conducir, evitando así las frustrantes colas que se forman en los mostradores de las empresas de alquiler de aeropuertos y estaciones de tren.


SEAT en colaboración con Samsung
nos presenta su propuesta en este campo en el marco del Mobile World Congress 2016 que se celebra en Barcelona mientras que Volvo nos promete incorporar este sistema en sus modelos de serie a partir del año próximo con lo que se convertiría en el primer fabricante del mundo en ofrecer vehículos sin llave a partir de 2017.

Sobre el autor