Los alumnos del Colegio San Agustín de Valladolid se preparan para el futuro con la tecnología de Microsoft

Aunque las nuevas generaciones ya vienen con el móvil y el teclado debajo del brazo, una de las labores de los centros educativos es ayudar a los pequeños de la casa a utilizar las nuevas tecnologías para mejorar su formación y futuro laboral. Aprovechar y destacar en su manejo pueden ser claves a la hora de enfrentarse a un futuro con mucha competencia.

Ya son muchas las soluciones tecnológicas que existen en el mercado para sector educativo. Su labor es facilitar tanto las labores de aprendizaje, así como la gestión de información de profesores, padres, alumnos y resto de personal educativo. 

No se trata solo de la  inclusión de la tecnología en el aula, sino en impulsar una metodología completa que apoye los objetivos pedagógicos de los centros educativos. La incorporación de tecnologías en el aula debe responder a un objetivo pedagógico claro, que soporte entornos de aprendizaje colaborativo y que fomente el trabajo conjunto y la comunicación de estudiantes, profesores y familias.

Se trata de extender el aula más allá de los límites físicos del centro educativo, para que alumnos y docentes puedan permanecer en contacto y crear espacios de colaboración y aprendizaje tanto dentro, como fuera de la clase.

Microsoft es un a de las empresas tecnológicas que han apostado por este sector, ofreciendo herramientas para fomentar la productividad en la comunidad educativa, mejorando las opciones de comunicación y colaboración para obtener el máximo rendimiento de sus tareas diarias.

El Colegio San Agustín de Valladolid, se convierte en un nuevo ejemplo de cómo las instituciones educativas pueden implantar con éxito una metodología de formación innovadora gracias a tecnologías como la nube y las soluciones que Microsoft ofrece para el ámbito educativo. A través de Office 365 y dispositivos Windows, los profesores y alumnos del colegio han descubierto las ventajas del uso de las TIC en las aulas en aras de conseguir una mejor formación y un entorno más colaborativo y potenciar así la creatividad y preparar a sus alumnos para las exigencias del mercado laboral.

Algunas herramientas y programas hacen que el entorno Office 365 sea una herramienta de uso sencillo y de gran utilidad, tanto para profesores como para alumnos, ya que les permite trabajar de forma innovadora, colaborativa y más productiva. 

 

Preparando a los alumnos para su futuro laboral

Jaime Toribio, profesor del Colegio San Agustín expone:

“Creemos que las herramientas de Microsoft son las que van a encontrarse nuestros alumnos en las empresas cuando se enfrenten al mundo laboral, por lo que esta metodología de aprendizaje les prepara para ser más competitivos y que tengan más opciones en el ámbito profesional”.

Otra de las ventajas que el colegio San Agustín vio en la solución de Microsoft, Office 365, es la seguridad en su implantación.  “Gracias a Microsoft Intune, podemos controlar todos los equipos del colegio para ofrecer siempre la mayor garantía de seguridad a nuestros alumnos. Actualmente contamos con 300 equipos Windows y esperamos ampliarlos en un plazo de tres años a más de 1.000 dispositivos”.