Soy freelance, ¿qué hago para conseguir clientes en Internet?

Cuando hablamos de comercio electrónico todo el mundo tiene claro que se trata de comprar productos on-line. Un total de 16,5 millones de españoles han realizado estas operaciones alguna vez en su vida. Pero, ¿qué pasa si lo que vendo son mis servicios?

Si eres freelance o autónomo y ofreces tus servicios, Internet abre nuevas posibilidades y sobre todo nos da mayor alcance.

El primer paso es dar de alta un perfil en Internet donde mostrar tu trabajo, tarifas, servicios… Un lugar cibernético donde los clientes puedan encontrarte y ver cómo puedes solucionar sus necesidades.

Para dar de alta un perfil profesional tienes varias opciones, seleccionar una u otra dependerá de las necesidades, tipo de sector y la capacidad de recursos o geográfica que tengas.

Por un lado y quizá la forma más completa y profesional, es tener una página web donde exponer toda la información. Un site propio permite opciones más creativas, integrar un blog donde demostrar tu profesionalidad, galerías de fotos, formularios de contactos… También existen las plataformas y apps que permiten crear perfiles donde fácilmente colgar tu experiencia en el sector, formas de contacto… Las redes sociales también están sirviendo como escaparate para los profesionales (de hecho algunas sirven exclusivamente para eso como Linkedin) aunque a veces pueden resultar un poco escasas o limitadas para según qué sector o necesidades.

Sea como fuere desde Zaask, plataforma de contratación online de servicios de proximidad, nos proponen algunos consejos básicos para captar nuevos clientes.

  • Tener  un perfil online permite mejorar la reputación y multiplicar los impactos en el número de clientes. Es imprescindible para hacer tus servicios visibles. Presenta  tus  ventajas comerciales, indica sus credenciales y formación, mostrar las opiniones de sus clientes...Estas acciones aumentarán la probabilidad de obtener más solicitudes sobre sus servicios y en consecuencia incrementar su cartera de clientes.
  • Internet permite segmentar el público y, por tanto, hacer ofertas para cada tipo de usuario. Un perfil permite que el profesional encuentre trabajos a diario, seleccionar las áreas de negocio donde quiere centrarse, elegir en qué localidades desarrollar su labor y explicar qué tipo de trabajo realizas. Hay plataformas que  permiten elegir el tipo de proyecto en el que te interés a trabajar.
  • La web, la mejor forma de conectar con los clientes. La mejor forma de saber qué opinan los clientes de un producto o servicio es conocer qué dicen sobre él en Internet (página web, diferentes plataformas, redes sociales, etc.).
  • El portfolio está disponible en cualquier momento. Muchas veces los clientes quieren ver qué trabajos has realizado anteriormente para valorar si eres el profesional que necesitan.

 

Sobre Zaask

Luis Martins, co-fundador de Zaask, explica que “las plataformas de contratación son una buena opción para los profesionales que no tienen estructura para gestionar su presencia online e incrementar con ella su volumen de negocios. Con Zaask ahorran tiempo y dinero ya que a través de este medio pueden tener oportunidades a diaria y acceder a las demandas de los clientes con buena probabilidad de ser seleccionados”.

La diferencia entre este tipo de plataformas y tener una web propia, es que se tiene más libertad para elegir el trabajo deseado. Los profesionales pueden elegir qué servicio quieren dar, dónde y cuándo y puede negociar con el cliente el precio final. Este tipo de webs de contratación de servicios pone en conocimiento de los profesionales los trabajos que demandan los clientes y si el profesional está interesado y disponible, contactará con él. De esta manera el profesional también controla qué trabajos le interesan más. También debemos valorar el tiempo y recursos utilizados para la gestión y mantenimiento de un sitio web propio, dado que suele ser mucho más laborioso. Como ya hemos dicho, la elección de una u otra opción dependerá de tus necesidades y recursos.