Las 'Apps' para controlar gastos no convencen

¿Tienes alguna? ¿Confías en ella? Parece que los españoles prefiere los métodos tradicionales de control de gastos que las aplicaciones móviles.

El 85% de las personas encargadas de llevar el control de los gastos de su hogar no utiliza ninguna aplicación tecnológica para gestionar su presupuesto mensual, sino que recurre al método tradicional de revisión de los extractos bancarios. Así  lo evidencia el Estudio “Control de Gastos mediante APPS” elaborado por Ipsos.

Papel, boli y la cartilla. Quizá el método más tradicional y el que hemos visto en casa desde pequeños. Nuestros abuelos y padres lo tenían claro, gastar menos de lo que se ingresa, es la clave de una economía doméstica saneada. Aunque existe un gran desconocimiento sobre las ventajas que ofrecen algunas soluciones digitales de pago o ahorro. La costumbres culturales y la desconfianza son los principales frenos del fintech español. Son muchos los que se muestran reticentes a tener que insertar en estas APPs sus datos bancarios por miedo a hackeos informáticos, lo que demuestra que la sociedad española sigue demostrando desconfianza en lo que respecta a su economía.

 Según el informe, está claro que en nuestro país existe una resistencia grande a la hora de servirse de las nuevas tecnologías y las ventajas que éstas ofrecen en temas relacionados con el control de gastos.

  • El 6% de los encuestados reconoce no invertir tiempo en controlar sus gastos
  • el 3% opta revisarlos a través de la página web de su banco
  • El 4% lo hace mediante el uso de aplicaciones móvil gratuitas
  • Solo el 0,1% usa herramientas de pago para controlar sus finanzas

Desconfianza pero también poco control

El 82% de los que usan este tipo de APPs, afirma que gracias a estas herramientas ha tomado conciencia sobre la importancia que tiene conocer a qué destina cada partida de su presupuesto mensual y a plantearse aspectos que hasta el momento no se habían cuestionado.

El estudio desvela que Tus gastos es la aplicación más utilizada con un 9% y permite controlar los pequeños gastos en efectivo que se producen durante el día a día, además, registra entradas y salidas y contabiliza en qué se ha empleado el dinero líquido en cada momento. Le sigue Fintonic (con un 6%), una aplicación exclusivamente de consulta, puramente informativa que no permite transacciones ni movimientos entre cuentas y cuyo objetivo es garantizar al máximo la seguridad del usuario. Monfey, Wallet y Mooverang con un 3%, son otras aplicaciones utilizadas en el control de la economía personal.