¿Dónde van a parar nuestros electrodomésticos viejos?

Esta pregunta tiene fácil solución gracias a la tecnología de una empresa vallisoletana. Descubre cuál es la trazabilidad de los electrodomésticos para la mejora de procesos de reciclaje.

Con la Eurocopa se acerca el momento de cambiar la tele por una de última tecnología y por supuesto más grande. Y después de mover todos los muebles, instalarla y conectarla, ¿Qué pasa con la vieja?  La dejamos en la cocina o en una de las habitaciones o la llevamos a la tienda o al punto limpio para que se inicie el reciclaje?

Conscientes de la necesidad de tratar y gestionar los residuos de aparatos eléctricos y Electrónicos, la Unión Europea impulsada por organismos de consumidores llevan estudiando durante los últimos 4 años medidas para prevenir la generación de residuos procedentes de aparatos eléctricos y electrónicos y reducir la contaminación y  la peligrosidad de sus componentes, así como regular su gestión para mejorar la protección del medio ambiente.

En este sentido también trabajan desde Valladolid, Kyros Localización ha puesto en marcha el sistema de trazabilidad de objetos con el que se hace un seguimiento intensivo con localización satelital de una serie de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos desde el momento que, como ciudadanos, lo depositamos en un punto limpio o lo cambiamos por otro similar en la tienda. Kyros Localización ha sido capaz de exportar este proyecto pionero a varios países de la Comunidad Europea, como Bélgica o Italia, e incluso más allá de nuestro entorno próximo, como por ejemplo a Brasil.

El sistema para la trazabilidad de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos combina el uso conjunto de un localizador GPS /GSM alojado en el residuo, cuyo rastro se quiere seguir, capaz de conectarse a internet para transmitir sus datos; y la plataforma Kyros, recoge y analiza la información del dispositivo de forma que los datos puedan ser consultados a través de la web por los organismos y agencias involucrados en el proceso de reciclaje.

La plataforma Kyros posee mecanismos redundantes que permiten conocer la posición de un terminal incluso si éste no es capaz de calcular su posición vía GPS.

En los estudios llevados a cabo, se han instalado localizadores aparatos viejos como frigoríficos, lavadoras, televisores de tubo y CPU del ordenador. Estos dispositivos informan su posición, estado y recorrido hasta que el aparato es destruido o reciclado. En algunos casos se instalan dos localizadores distintos, en distintas piezas de los aparatos domésticos para comprobar si se separan entre si las piezas y llegaban a destinos separados. El recorrido descrito por cada aparato se compara a con la que teóricamente hubiera debido seguir, según la información que se recoge en los puntos de recogida.

La trazabilidad de estos residuos nos permite mejorar el comportamiento ambiental de todos los agentes que intervienen en el ciclo de vida de los aparatos eléctricos y electrónicos, por ejemplo, los productores, distribuidores, usuarios y, en particular, el de aquellos agentes directamente implicados en la gestión de los residuos derivados de estos aparatos.

 
Estudios necesarios para una producción y eliminación sostenible

El estudio de estas medidas se ha llevado a cabo, en parte, gracias a sistemas de localización que permiten recoger datos sobre las rutas que siguen los residuos una vez se ha depositado el aparato en el punto limpio o la tienda dónde se adquiere un aparato similar y comprobar cuál es el camino real que están siguiendo los residuos y si llegan siempre hasta instalaciones que puedan garantizar su adecuado tratamiento.

El objetivo de la Directiva de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (Waste Electrical and Electronic Equipment, WEEE) Directiva 2012/19/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, es prevenir la generación de residuos procedentes de aparatos eléctricos y electrónicos y reducir su eliminación y la peligrosidad de sus componentes, así como regular su gestión para mejorar la protección del medio ambiente. Asimismo, se pretende mejorar el comportamiento ambiental de los productores, distribuidores, usuarios y, en particular, el de aquellos agentes directamente implicados en la gestión de los residuos derivados de estos aparatos.​

(contenido patrocinado)