El e-Call llega a las motos: ya no estamos solos en caso de accidente

Este verano  veremos muchas motos en la carretera y no solo en vías con tráfico sino a veces por carreteras perdidas,  por caminos o en medio del campo. ¿Y qué sucede si hay un accidente?

Pensemos en esta situación de soledad y unamos a ello la necesidad, en bastantes casos, de una asistencia inmediata. En caso de accidente grave, la rapidez de la ayuda adecuada es igual a salvar vidas.

En el año 2011 se realizó una interesante experiencia  como parte de la prueba eCall paneuropea. Los servicios de emergencia pudieron responder más rápidamente y llegar al escenario de un accidente entre un 40 y un 50 por ciento más rápido.

La Comisión Europea, que se encargaba de la prueba, estimó que utilizar el sistema eCall podría salvar hasta 2.500 vidas cada año, además de ahorrar 26.000 millones de euros. Desde 2018, eCall será obligatorio en los coches nuevos.

Pero BMW, que utilizó por vez primera en sus coches el e-Call en 1999 en Europa, ha ido más lejos y, fruto de su colaboración con su división de automóviles, aplicará este sistema también en sus motos desde principios del año próximo.

La opción de “Llamada de Emergencia Inteligente” está situada a la derecha del manillar. Ahí tenemos un  botón de SOS protegido por una cubierta que se usa para iniciar o cancelar una llamada de emergencia, un micrófono y un altavoz. La moto lleva unos sensores: el de impacto detecta colisiones con otro vehículo o el choque con un obstáculo. Y el de ángulo detecta la posición en la que está la moto.

Localización por satélite del lugar de la emergencia

ECall requiere una conexión a la red telefónica móvil para iniciar la cadena de rescate, pero no es necesario ningún operador móvil específico. En caso de emergencia o accidente, el sistema que puede accionarse de forma manual o automática, para iniciar el rescate envía al centro de llamadas de la marca posición y dirección del viaje. Esto simplifica la localización del motociclista en sitios complicados como en cruces de autopista.

Muy importante es subrayar que hablamos de un servicio con cobertura internacional y cuando se establece una conexión de voz, el conductor puede comunicarse con el Call Center en su idioma nativo, muy efectivo en situaciones de emergencia.

Tres escenarios
La Llamada de Emergencia Inteligente tiene en cuenta tres posibles escenarios:

  • Escenario 1: Puesta en marcha automática en caso de caída o colisión grave.

La llamada de emergencia se realiza automáticamente sin esperar un periodo de tiempo, enviando un mensaje a un Centro de Llamadas BMW. Se utiliza la conexión de audio para ayudar a la víctima del accidente / conductor hasta que llegue el servicio de emergencia. Se envía ayuda incluso si no hay respuesta. Un display en el panel de instrumentos muestra que se ha iniciado una eCall. También se pone en marcha una señal acústica. En ese caso, el conductor ya no puede cancelar la llamada de emergencia.

  • Escenario 2: Puesta en marcha automática en caso de caída o colisión leve.

En este caso, la llamada de emergencia espera 25 segundos antes de enviar un mensaje al centro de llamadas de BMW. Si no se necesita ayuda después de un accidente leve, la víctima del accidente / el conductor puede cancelar la llamada de emergencia apretando un botón. Si no la cancela, se pone en marca la cadena de rescate como en el escenario 1.

  • Escenario 3: Puesta en marcha manual apretando un botón

En este caso, la llamada eCall se realiza manualmente al apretar el botón de SOS en el manillar derecho, por ejemplo, pidiendo ayuda para otros usuarios de la carretera. Se envía un mensaje al centro de llamadas de BMW y se establece conexión por voz. En este caso, el conductor también tiene la oportunidad de cancelar la llamada apretando un botón o apagando el motor. La Llamada de Emergencia Inteligente solamente puede activarse manualmente con la moto parada y el motor en marcha.

El sistema de “Llamada de Emergencia Inteligente” reconoce situaciones que no son de emergencia, por ejemplo, si la moto cae estando parada o en accidentes a baja velocidad que no implican a otro tráfico, el choque de la moto al pasar por encima de un bache o en recorridos de campo (por ejemplo, pequeños saltos o rodando sobre obstáculos).
 

Sobre el autor