¿Qué hay a mi alrededor?

La mayoría de los conductores somos conscientes de las ventajas que aporta, como elemento de ayuda a la conducción, lo que comúnmente conocemos como ‘GPS’: indica el camino más rápido o más corto, avisa cuando llegamos a un tramo peligroso, informa sobre la densidad del tráfico, dónde está la gasolinera o el restaurante más cercano…

Pero el GPS es mucho más que el aparato que llevamos en el coche (o un software instalado en el móvil), el Sistema de Posicionamiento Global (Global Positioning System, en inglés) permite determinar la posición de un objeto en cualquier parte de la superficie de la Tierra con una precisión de hasta centímetros, en algunos casos. Si al dispositivo que nos indica la ubicación en la que nos encontramos, le unimos un sistema de comunicación, que informe de nuestra posición a quien nosotros elijamos, nos abre un sinfín de oportunidades.

Por ejemplo, si se pierde nuestro teléfono móvil (o roban nuestro coche) tenemos la posibilidad de saber dónde se encuentra a través de una web, podemos informar a emergencias dónde nos encontramos en caso de accidente, podemos comprar o vender artículos de segunda mano a personas que están a menos de una distancia determinada, o simplemente saber el tiempo que va a hacer allí donde nos encontremos. Hay aplicaciones para móvil que te informan dónde hay gente a tu alrededor que tiene tus mismos intereses y que desean que les encuentres, y otras que te indican dónde están tus amigos en tiempo real. O juegos de rol o de estrategia que utilizan el mundo real como tablero para jugar ¡Al menos te mueves del sillón!

En el mundo de los negocios, la geolocalización es la guinda del enorme pastel del marketing digital.

Servicios como Foursquare, Facebook Places, Gowalla o Google Places, entre otros, permiten a las empresas promocionar sus servicios basándose en la localización del consumidor. Con el auge de los smartphones, el geomarketing se ha convertido en una oportunidad de atraer nuevos clientes y fidelizar a los actuales. Tan sólo hacer hincapié en tres ideas de las que se pueden sacar múltiples ventajas: segmentación, podemos enviar una oferta a los clientes que se encuentren cerca de nuestro negocio; fidelización, ofrecer contenido único a las personas que se encuentren dentro de nuestras instalaciones;  precisión, facilitar el teléfono de nuestra oficina más cercana o del comercial más próximo, en lugar del teléfono general.

La pregunta a hacernos sería ¿qué puedo ofrecer a cada uno de mis clientes si conozco su ubicación exacta?
 

Sobre el autor