La transformación digital desde la perspectiva cloud

 La transformación digital desde la perspectiva cloud

Telefónica ha publicado recientemente un estudio sobre cloud o, lo que es lo mismo, almacenamiento en la nube de Internet. En alguno ámbitos, la nube se ha considerado la quinta revolución del mundo TIC y supone una nueva manera de trabajar y gestionar la información y afecta a todos: Empresas, entidades públicas, asociaciones, particulares...

La confianza en esta nueva tencología ha aumentado exponencialmente. Las empresas ya no tienen miedo a la hora de mover sus datos y sistemas a la nube, a tenor de la mayor seguridad que existe en el sistema TIC y la existencia de personal especialista en esta tecnología. Sin duda, la tecnología cloud está siendo protagonista en la transformación digital de las empresas, ya que no solo afecta al área tecnológica, sino que el área de negocio y comercial está involucrándose y comprobando que la nube es una plataforma para vender nuevos productos o servicios o mejorar los ya existentes.

Este informe predice que, en 2019, el tráfico cloud se multiplicará por cuatro y el tráfico de data center (el que va desde los centros de datos al usuario final) se multiplicará por tres. El uso generalizado de móviles y de tablets es un factor fundamental para enteder este aumento brutal del tráfico hacia y desde la nube. También predice que el Saas (Software as a Service) superará en carga de tráfico al IaaS (Infraestructure as a Service) también en 3 años.

La gestión en la nube trae unas indudables ventajas: Ahorra tiempo, es ágil, te ofrece ventajas competitivas o, por lo menos, te permite no quedarte obsoleto, es tremendamente flexible... Para las organizaciones también supone un cambio en la forma de hacer las cosas, sumarse a la transformación digital desde dentro, que les permitirá prepararse para esta realidad de la sociedad digital. Simplifica el gasto TIC ya que se paga por uso y permite aceder a ciertas herramientas - extremadamente caras - por la opción económica de suscripción anual o mensual. Con la ventaja de abandonarla si se considera innecesaria.

Existe, asimismo, otros mitos como que la nube ahorra dinero (tiempo, sí, pero la tecnología hay que pagarla) o que sea solo para entornos web y de desarrollo (cuando cualquier área de la empresa desde RRHH o contratación pueden trabajar en la nube). Y otro gran mito: La nube no es el futuro. ¡Ya está aquí!

El informe de Telefónica nos propone cuál va a ser el futuro de la nube y predice:

  • La seguridad será un motivo para ir a la nube: Si anteriormente la nube generaba dudas sobre su seguridad, en 4 años será lo contrario, estar en la nube será más seguro que no estar.
  • Aumento del fog computing: De la nube a la niebla, o lo que es lo mismo, las personas no subiremos información a la nube, serás las cosas gracias a la expansión del Internet de las Cosas.
  • Desarrollo de la cloud híbrida: Habrá un gran desarrollo de soluciones en la nube mixtas o híbridas: Parte será en la nube y parte no.
  • Más y más desarrollo para la nube: SaaS, IaaS, PaaS... En definitiva, la tencología irá desarrollando cada vez más servicios orientados para trabajar en la nube. El cloud computing dominará el panorama tecnológico en los próximos años.
  • Cloud ya no será cloud: En 2020 no hablaremos de cloud. Será un básico de los servicios y conviviremos con ella sin distinguir como algo específico. No decimos 'enciende la luz eléctrica' sino que, para el ciudadano de hoy, la luz es siempre eléctrica. Ha pasado de ser una innovación o lujo a ser algo básico para cualquiera de nosotros.

Sobre el autor