Unión de 2 necesidades

Unión de 2 necesidades

Multihelpers pone en contacto a las personas que no disponen de tiempo para hacer tareas habituales con profesionales capaces de realizar esos trabajos con éxito

Adrián Miranda, Alberto Aguado, Ramón Sola y Javier Guembe fundaron Multihelpers, un ‘Marketplace’ que permite conectar a usuarios - y van por los 4.000 - para la realización de pequeñas tareas sin el cobro de una comisión por intermediación. «Vimos la necesidad de unir dos necesidades: por un lado, a los desempleados, los denominados ‘trabajadores pobres’ e incluso a los autónomos de determinados gremios, con aquellas personas que no disponen de tiempo para realizar las tareas habituales en su hogar. Unimos estas necesidades con la economía colaborativa y vimos que tenía sentido porque todos podrían quedarse satisfechos», indica Adrían Miranda. El funcionamiento de Multihelpers es sencillo. La persona que pide la ayuda publica un anuncio en la plataforma y los ‘helpers’ –aquellos que están dispuestos a realizar ese trabajo– esperan a ser seleccionados. «Todos los ‘helpers’ tienen su propio perfil, donde se puede ver sus habilidades, su experiencia, los idiomas que dominan, las valoraciones y los comentarios de las personas con las que ya han interactuado. De esta forma, la elección es más fácil».

De forma similar a Linkedin o Spotify, Multihelpers utiliza el denominado modelo ‘freemium’, de tal forma que «nos permite ofrecer la plataforma de manera gratuita para  que los interesados vean y prueben si les aporta valor. Si con ella obtienen unos ingresos extras, se pasarán a un perfil de pago, Multihelpers profesional. Con él, obtendrán la posibilidad de hacer un número ilimitado de tareas, contarán con mayor visibilidad y obtendrán un sello con el que garantizamos que es ‘helpers’ profesional».

En estos momentos, Multihelpers ha comenzado su expansión nacional. Según Adrián Miranda, «en tan solo ocho meses de funcionamiento ‘online’ hemos probado qué modelo de negocio y qué producto tiene sentido, y ahora trabajamos para convertirnos en un referente a nivel nacional. Contamos con más de 4.000 usuarios que interactúan entre ellos para solucionar las tareas pendientes».
Entre ellas, las más solicitadas están relacionadas con la limpieza, los gremios –carpinteros, electricistas, fontaneros...– y el cuidado de personas mayores o niños, «pero existen muchas más tareas que se solicitan como mudanzas, clases particulares o reformas».

El perfil de personas que utiliza Multihelpers es diferente. Por un lado están aquellas personas con poco tiempo o que no saben cómo realizar la tarea, y por el otro, aquellos que tienen habilidades, conocimiento y tiempo. «Existe un gran interés por parte de los autónomos ya que les ofrece una posibilidad extra de conseguir trabajos y, a su vez, la visibilidad que aporta estar bien posicionado en internet, y esto no podrían conseguirlo por sus propios medios».

Economía colaborativa

Multihelpers es un ‘marketplace’, basado en la economía colaborativa, donde las personas intercambian habilidades y tiempo por dinero sin cobrar una comisión por intermediación, relación ‘P2P’ (persona a persona).

El mercado laboral está cambiando y ha surgido una tendencia que disminuye los empleos de ocho horas y los sustituye por varios trabajos que se adecúan a las habilidades de cada profesional.

Pero surge un contratiempo: la regulación para no ocasionar problema a los modelos tradicionales. En este sentido, se avanza en sectores como el turismo o la movilidad, pero sin unas pautas generales. «La UE ha valorado la economía colaborativa como innovación disruptiva, permitiendo que avance sin trabas legales. De este modo, dejará que las plataformas sigan creciendo y las personas que las utilizan podrán seguir beneficiándose lo que ofrecen. La regulación es necesaria, pero tiene que ser sin cortar el avance comandado por los millones de personas que recurren a ella. Estudios demuestran que el 60% de los usuarios de ‘e-commerce’ ya confían en la economía colaborativa y este tipo de datos muestra su potencial».

Sobre el autor