On Board Diagnosis, información en tiempo real para una flota de vehículos más eficiente

De acuerdo con un estudio de McKinsey, en la actualidad el número de coches con algún tipo de “capacidad de interconexión de red” es de alrededor al 8%. Para 2020 se estima que esto pueda incrementarse a un 30%"

En los últimos 2 años hemos oído hablar del concepto “Connected Car”. Fabricantes, concesionarios y operadores móviles han anunciado múltiples servicios para disponer de hotspots, wifi y conexión a internet desde los vehículos. ¿Con qué objetivo?

Un coche conectado, además de indicarnos dónde están los próximos atascos, y modificar la ruta en el navegador, también permite señalar el aparcamiento más cercano,  enviar la posición en caso de emergencia (b-call, e-call) para asistencia, pagar con peaje electrónico, o localizar el coche más cercano disponible y reservar el car-sharing.

La Asociación de Fabricantes Europeos de Automóviles, ACEA, define #ConnectedCar como “vehículos conectados capaces de comunicarse entre sí, con la infraestructura, con los usuarios y con terceros; con el fin de proporcionar información y servicios de manera segura”.

Esta necesidad de estar conectados, incluso en el coche, se traduce en una amplia oferta de aplicaciones multimedia para mayor entretenimiento en nuestros trayectos y viajes. Aunque no solo se queda en música y videos, además de multimedia, también tenemos toda una gama de servicios que se están desarrollando, gracias a tener un coche conectado a internet,  un coche con comunicaciones en tiempo real.

Todas estas aplicaciones son posibles gracias a la evolución de las redes de comunicaciones y a la capacidad de realizar consultas inmediatas desde los dispositivos móviles o desde los dispositivos embarcados en el vehículo que tienen sus propio modem 3G/4G. ¿Y si a la inmediatez de las comunicaciones, le añadimos la propia evolución del sector automotriz?

Obtenemos información de los parámetros de salud y actividad de la centralita y sistemas del coche, y podemos  hacer uso de los servicios que en nuestro móvil nos permiten consultar las emisiones de nuestro coche o si ha saltado un código de error del vehículo.

On Board Diagnosis

Kyros Localización integra, el avance en las tecnologías de comunicaciones móviles y el protocolo estándar del automóvil, en una solución para gestión y localización de vehículos.

A través de un dispositivo embarcado y conectado al OBD (On Board Diagnosis) se puede obtener parámetros de diagnosis y toma de datos del estado y uso del vehículo.  El dispositivo conectado al OBD escanea el CAN bus del vehículo y extrae información en tiempo real, añadiendo además la posición GPS del vehículo.

Kyros permite consultar las revoluciones, consumos, distancias recorridas, y hasta 10 PIDs (OBD, Parameter ID) relativas al uso del vehículo. Pudiendo programar y alertas en tiempo real de aceleraciones o frenadas bruscas, sobre-revoluciones del motor, frenadas de emergencia, etc.

Además de la información en tiempo real, para hacer más eficiente la gestión de Reducción de  consumos y costes de mantenimiento del vehículo, los servicios de localización de Kyros, ofrecen informes comparativos de productividad y actividad de la flota, control de consumo de combustible y kilómetros reales del vehículo a través tacógrafo virtual, y sobre cualquier consulta de tracking histórico, en Kyros obtendrá una gráfica combinada con la velocidad del vehículo y las revoluciones del motor.

Con esta información del CAN bus el gestor de vehículos de Renting o flota de infraestructura o transporte, puede controlar el estilo de conducción de sus vehículos y monitorizar la  reducción de consumos, emisiones CO2 y costes de mantenimiento de la flota.

Con los servicios de gestión eficiente de Kyros, no sólo conseguirá disminuir las perjudiciales emisiones de CO2, sino que puede seguir ahorrando disminuyendo hasta en un 15% el consumo de combustible y alargando considerablemente la vida de sus vehículos.

Con toda esta información obtenida, el responsable o gestor de una flota podrá recomendar a sus conductores prácticas de conducción más eficiente, lo que revertirá en importantes ahorros económicos al controlar el consumo de combustible, evitar averías en el motor e incluso prolongar los periodos entre actuaciones de mantenimiento en sus vehículos.