Los nuevos sistemas de pago: La necesidad de un cambio de mentalidad

Los nuevos sistemas de pago: La necesidad de un cambio de mentalidad
Nos encontramos en la actualidad en la denominada era digital que ha revolucionado el día a día de las personas a la hora de comunicarse y de obtener la información que se precisa para relacionarnos con el entorno familiar, de amigos y de trabajo. Esta realidad digital ha generado nuevas vías y formatos a la hora de buscar noticias, descubrir nuevas formas de ocio y realizar compras sin necesidad de nuestra presencia física en los espacios comerciales.
 
Ahora bien, toda innovación trae al principio desconfianza que normalmente se encuentra basada en el desconocimiento y en la falta de información de aquellos que pueden potenciar su uso (Entidades financieras, Administraciones públicas...).
 
A ese respecto, existen multitud de opciones de pago digital, sin embargo el dinero electrónico debe generar confianza al igual que la genera las tarjetas de crédito. Hay que crear y trasmitir la seguridad que requiere el ciudadano. También es necesario que el usuario tenga la necesidad de usar el pago digital por comodidad, rapidez, modernidad, y seguridad.
 
Los nuevos medios de pago como son las tarjetas virtuales, aplicaciones móviles, wallets (pagos con móvil), contactless… se están abriendo camino en España de una forma lenta…… muy lenta. El dinero en efectivo todavía es el “rey” de los medios de pago seguido de las tarjetas de débito, del pago por transferencia y de las tarjetas de crédito según un estudio elaborado por el Centro del Sector Financiero de PwC e IE Business School.
 
En la actualidad el 20,8% de los clientes digitales ya conoce y usa los pagos móviles en cualquiera de sus modalidades, siendo el pago móvil en tienda física, a través de la tecnología NFC, el más usado. Esto es debido a dos causas: la primera se debe a que en los últimos años ha habido un importante desarrollo de la tecnología sin contacto (contactless) debido a que más de la mitad de los terminales de punto de venta en España usa esta tecnología, y la segunda es la dinamización del comercio on line que ha cambiado los hábitos de compra de los ciudadanos en los últimos cinco años, lo que hace que las partes que intervienen en la relación comercial deban adaptarse lo más rápidamente posible a esta realidad.
 
Por tanto, para que desaparezca la desconfianza del ciudadano en relación a los nuevos medios de pago es necesario que conozca el valor añadido de ellos al objeto de que les utilice de forma rutinaria a través de su móvil, tablet,…. en cualquier momento, situación y lugar. En definitiva una forma cómoda y sencilla de adquirir bienes y servicios. Ahora bien, es necesario que la seguridad del medio de pago sea completa como ocurre con el reconocimiento biométrico que permite identificar al individuo a través de su huella digital, el reconocimiento facial, de la voz, o incluso del ritmo cardiaco asegurando la identidad, simplificando la compra on line y garantizando la seguridad del pago.
 
En definitiva la tecnología avanza muy rápidamente, sorprendiéndonos continuamente, por lo que debemos ir al ritmo que marca en cada momento asumiendo con naturalidad todas sus virtudes y eliminando con la experiencia de su uso todos los inconvenientes.

Sobre el autor