En ciberseguridad, los 'hackeos' móviles son lo que más nos preocupa

Que el móvil sea intervenido por un ciberatacante es lo que más temen los usuarios de tecnología, seguido por las redes sociales y los datos bancarios.

El próximo 30 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Ciberseguridad, término que cada día nos preocupa más.  La sociedad no solo es más consciente de los riesgos que corremos en el mundo y seguridad digital sino que también sabemos más sobre las horribles consecuencias que pueden derivar de un ataque en nuestros dispositivos personales o laborales. Ya son muchos los que deciden tomar precauciones para evitar ciberdelitos, pero como todo en el Internet va tan rápido, es necesario estar alerta e ir mejorando nuestras barreras para evitar posibles daños a nuestra intimidad, economía o trabajo.

El móvil, el dispositivo con más penetración en España y quizá el que más datos personales y profesionales alberga, es por el que más tememos.

La compañía S2 Grupo ha realizado una encuesta a través de su blog Hijosdigitales.es sobre el uso seguro de la tecnología de la que se extrae que el 47% de las personas teme que su Smartphone sea hackeado. Otras debilidades que nos preocupan son la cuenta del banco o las redes sociales (16%). Sólo para un 8% el mayor temor es que lo sea su ordenador, seguido de la seguridad de su email, el coche, sus datos sanitarios o su blog/web.¿Sabías que las empresas españolas pierden más de 14.000 millones a causa de la ciberdelicuencia?

Sin embargo, según ha señalado el equipo de expertos de la empresa, el mayor número de ataques se produce contra los ordenadores personales por la gran cantidad de malware que existe para tomar el control de estos dispositivos. Revisa estos consejos para proteger tu móvil.

“Pese a esto, es muy importante tener en cuenta que cada vez hay un mayor aumento de campañas de malware dirigidas a teléfonos móviles, aplicaciones maliciosas, etc., por lo que es esencial proteger nuestras acciones utilizándolo de forma segura, instalando un antivirus, no rooteándolo y no instalando apps fuera del market oficial”, ha destacado José Rosell, socio-director de S2 Group

Según los datos el 68% de los usuarios asegura que cuando utilizan wi-fis públicas no acceden a información sensible, como sus redes sociales o cuentas bancarias, y el 63% considera que cualquier persona puede ser víctima de un ciberataque, lo que muestra que cada vez hay una mayor concienciación sobre el uso seguro de la tecnología.

 

Decálogo para aumentar la ciberseguridad
 
1.-  Disponer de software antivirus: es esencial tener instalado un antivirus y actualizarlo periódicamente en todos los dispositivos.

2.- Cuidado con el correo de desconocidos: hay que desconfiar de los emails que nos llegan de desconocidos y que nos “invitan” a abrir algún documento adjunto o realizar alguna descarga.

3.- No debe instalarse software desde webs que instan a hacerlo para acceder a contenidos de forma gratuita. En estos entornos, nadie da nada a cambio de “nada”. Algunos ejemplo son:

  • Páginas de streaming de eventos deportivos que ofrecen pay-per-view gratuito.
  • Páginas de software de pago, que prometen descargas gratuitas.
  • Páginas pornográficas.
  • Páginas de descarga de torrents, descarga directa, mp3 o películas.

4.- Disponer de un Firewall en el equipo: se trata de dispositivos que bloquean los accesos no autorizados. Los sistemas operativos de los ordenadores lo llevan incorporado, pero hay que cerciorarse de que está activado.

5.- No compartir información personal en redes sociales: un atacante podría utilizarla para construir un ataque dirigido.

6.- Realizar copias de seguridad de nuestra información. 7. En cuanto a la seguridad de los dispositivos móviles:

  • No rootear/jailbreakear el teléfono.
  • No instalar aplicaciones fuera del market oficial.
  • Antes de instalar una app, comprobar detenidamente qué tipo de permisos solicita, comentarios asociados a la misma y su popularidad.

8.- No guardar en nuestro equipo una copia digitalizada (escaneada) de nuestras contraseñas: si éste fuera intervenido por un atacante, podría robarlas.

9.- Desconfiar de llamadas telefónicas o correo electrónicos que en nombre de nuestro banco nos soliciten información confidenal como el pin de nuestras tarjetas de crédito o los números de las tarjetas de coordenadas.

10.- Guardar las contraseñas de forma segura: si disponemos de muchas contraseñas de acceso a diferentes servicios online, no debemos anotarlas nunca en un fichero de texto. Para guardarlas es recomendable utilizar un software de almacenamiento seguro que cifre este tipo de información, como puede ser “keepass”.