Adiós a las cookies

Adiós a las cookies

Siempre están ahí. Las cookies son lo primero que te lanza cualquier plataforma, web o blog digital y nos informa sobre el uso que hace sitio web de toda la información que dejas. Si eres un usuario normalito tal vez no hayas leído ninguna. No te preocupes, es normal. Confieso que alguna vez he leído alguna de estas pesadas claúsulas por algún interés concreto pero, en la mayoría de los casos, busco desesperadamente dónde hay que pinchar para que me deje de dar la lata el aviso de las cookies. Además, cuando navegas por el móvil es ciertamente complicado dar a la equis del aviso legal.

Hubo un tiempo en que no había estos avisos. Desde 2012, la Unión Europea obligó a todos los servicios y páginas web a informar a los usuarios qué uso se hacía de los datos que se obtenía de la navegación. Estas cookies permite conocer una gran cantidad de datos sobre qué hacen los usuarios en nuestra web: Qué consultan más, de qué sitios vienen, cuánto tiempo están en nuestra plataforma... Todos estos datos son imprescindibles para realizar una buena analítica web y detectar puntos de mejora.

Pero la UE estimó que se pedían gran cantidad de datos. La privacidad de los usuarios es también un bien que salvaguardar. Después de 4 años de avisos legales, las autoridades europeas están revisando la legislación de privacidad en la Red y, según informa Reuters, podrían autorizar a los navegadores para que permitan aceptar en bloque todos los avisos de uso de cookies.

Se trata de equilibrar los intereses particulares a la transformación digital, permitiendo que sea el propio usuario quien decida si quiere permitir el uso sus cookies o no activando las opciones desde su navegador. La navegación será más limpia y sencilla para el usuario, facilitando las transacciones y cualquier operación en Internet.

Sobre el autor