BIMtecnia: cita para analizar las necesidades y realidades de la construcción 4.0 en Valladolid

Nuevas oportunidades pero también nuevos retos se abren en la cita BIMtecnia, la cita internacional de la Construciión 4.0 que se celebra en Valladolid

Desde que se celebrara el primer foro BIM en Castilla y León en 2013, el entorno, la industria y la tecnología han evolucionado, existen frenos pero la velocidad apenas baja. Los organizadores del evento han  concebido esta cita como un punto de partida para mejorar y optimizar recursos dentro de la industria de la construcción 4.0 que engloba y potencia la tecnología como el Big Data o la simulación virtual, en realidad,  todo aquello que engloba la revolución digital.

El modelado de información de construcción o BIM genera y gestiona los datos de un edificio durante todo su ciclo de vida. Todo ello lo hace con softwares dinámicos, en 3D y casi en tiempo real, con el objetivo de disminuir plazos temporales y recursos empleados en diferentes fases del proyecto.

El resultado de estos encuentros en los últimos años, en el contexto actual, ha sido Bintecnia, construcción 4.0 ‘Foro Internacional de la construcción inteligente’. Que no es otra cosa que un punto de reflexión y evaluación  de  la evolución lógica del sector de la construcción de forma disruptiva.

Como ha explicado Jerónimo Alonso, nuestro día a día se desarrolla con tecnología. Las herramientas de comunicación y la trazabilidad de los procesos facilitan el desarrollo dentro de la construcción. Y esto requiere profesionalizar y capacitar a los trabajadores en todo el ecosistema.

Esta evolución debe ser bidireccional, la tecnología se adapta y nosotros a ella, en pro del desarrollo y la sostenibilidad de las empresas y el sector.  Las herramientas de la industria 4.0 nos ayudan a tomar decisiones para renovar  los procesos y las culturas de las organizaciones, debemos verlo como una nueva forma de aportar valor.

La construcción 4.0 como estrategia en la construcción

No estamos ante una moda pasajera. Ya se incluye tecnología digital a la construcción, pero ese cambio que se debe hacer poco a poco, no se puede implementar en ‘un par de meses’.

La construcción tiene una cadena de valor marcada y definida desde hace mucho tiempo, sin embargo los habilitadores digitales han creado una nueva.

 ‘Aquel  que sea capaz de verla y actuar con ella, dará a luz nuevos modelos de negocio’.  Ha explicado Enrique Manuel Cobreros (Director de la agrupación empresarial innovadora para la construcción eficiente).

Los expertos afirman que si hablamos del enfoque estratégico debemos partir de pensar que la construcción 4.0  es una realidad (regulación automática del tráfico, mantenimientos, drones, realidad virtual, impresión 3D, innovación colaborativa, BIM, Smart Data…). ‘No es el futuro, es la realidad’ añade Cobreros.

Debemos ver la construcción 4.0 también como una herramienta, a pesar de ello ‘solo el 15% de las empresas del sector tienen un plan para implementar  tecnologías digitales’. 

España está rezagada en sector de la infraestructuras, en la penetración de planes de implantación digital y en la explotación de los recursos tecnológicos y digitales.

Y esto que es una desventaja, también supone una oportunidad de negocio en el sector. Existe un creciente empoderamiento de los agentes de la cadena. Por ejemplo el BIM, hace que la colaboración sea mucho más fácil, más transparente y que las sinergias entre todos los agentes sea optimizable y posible. Hasta el punto que las colaboraciones entre los competidores nos permitan entrar en  nuevos mercados.

‘Esto produce mejores resultados,  como reducir costes de producción o logística entre un 10-y 20 %,’. De hecho los costes de complejidad pueden reducirse en 60 - 70% en el sector.

Y aún teniendo claro las ventajas existe poca inversión privada en I+D  sobre todo comparando con otros países. Pero, ¿debemos centrarnos en la construcción 4.0?

Según Cobreros ‘no deberíamos centrarnos únicamente en ella, porque no todo es 4.0’. Todavía existen muchas barreras: resistencia al cambio, costes elevados y pocos apoyos, así como un cambiante paradigma tecnológico. Queda mucho trabajo por hacer, todos los agentes de la  cadena deben hacer fuerza en el palanca del cambio: crear marcos legales, de coordinación, colaboración y representación ante esta realidad.

Debemos profundizar en el conocimiento y la formación, para llevar a cabo estrategias en las empresas planificarlas a medio-largo plazo, teniendo claro los recursos.

Para el Director, el indicador de que el sector está maduro es cuando la norma 27.001 (normalización (ISO) que describe cómo gestionar la seguridad de la información en una empresa) este en boca de todos.