Facebook, Google o Microsoft deberán lidiar con las nuevas leyes europeas de protección de datos

Empresas tecnológicas como Facebook, Google o Microsoft, que manejan millones de datos personales, tendrán a partir de ahora que adaptarse a la nueva normativa europea sobre privacidad.

El pasado mes de mayo, Google, Facebook, Twitter y Microsoft elaboraron, conjuntamente con la Comisión Europea, un código de conducta para minimizar el efecto que puede producir la cesión de los datos personales de millones de europeos a estos gigantes tecnológicos. Este acuerdo incluía unos compromisos como la promesa de revisar la mayor aprte de las notificaciones que podrían ser ilegales en menos de 24 horas, y eliminar el acceso al contenido si fuera necesario, según afirma la CNBC

Pasados seis meses, la Comisión Europea no está muy satisfecha con los progresos de estas compañías. Es más, la comisaria de Justicia ha realizado un informe recordando que estos compromisos van lentos y que, en la práctica, estas compañías solo han revisado el 40% de los casos en menos de 24 horas, reflejando que estas compañías no están muy por la labor de aplicar las recomendaciones europeas. La Comisión Europea quiere introducir nuevas leyes que fuercen a estas compañías a actuar más rapidamente.

Lo cierto es que la cesión de los datos personales a estas empresas y la comercialización de los mismos está en el punto de mira de las autoridades europeas. Existe un nuevo Reglamento europeo de Protección de Datos, que entrará en vigor en mayo de 2018, que incluye la aplicación de este reglamento tanto a las empresas que gestionan datos ubicadas en la UE como a otras entidades no establecidas en la UE pero que realizan servicios destinados a ciudadanos europeos. Si manejas datos personales, aunque se encuentren físicamente ubicadas - como es el caso - en EEUU, deberán plegarse a la normativa comunitaria. Se trata de aumentar la protección de los ciudadanos europeos.

Un caso que genera especial preocupación fue la masiva cesión de datos de WhatsApp a Facebook. En noviembre, gracias al requerimiento de las autoridades europeas, WhastApp paralizó el intercambio de información referente a los usuarios de la UE a Facebook, incluso los que aceptaron dicha cesión. La Agencia de Protección de Datos española inició una investigación de oficio sobre este trasvase de información, conjuntamente con otras agencias como la alemana, la italiana y la británica. En este caso, las diversas autoridades europeas cuestionarion la validez del consentimiento enviado masivamente a los usuarios y la eficacia de la compañía para que dichos usuarios pudieran ejercer sus derechos, especialmente aquellos que no son usuarios de Facebook.

Este nuevo reglamento, además, incluye nuevas herramientas como el derecho al olvido o el derecho a la portabilidad, mejorando la gestión del ciudadano de su vida digital.

Sobre el autor