Los datos de un billete de avión te pueden salir muy caros

Los datos de un billete de avión te pueden salir muy caros

Comprar por Internet un billete de avión es cada día más fácil. Buscar los días de ida y vuelta, si quieres escalas o no, la compañía y pagar. Así de sencillo. La compañía aérea o la agencia de viajes online te proporcionará un código. Con este código eliges el asiento y sacas la tarjeta de embarque.

Este código se denomina PNR (Passanger Name Record) o localizador y almacena un gran cantidad de datos muy delicados. Hacerse con este código es relativamente sencillo. Basta una foto para conocer el código PNR y cualquiera puede saber quién eres, a dónde viajas y con quien, tu número de teléfono móvil, tu dirección posta, el email, tu asiento, los dígitos de tu tarjeta de crédito... Hay que tener en cuenta que este código sale en las etiqueras que ponemos en nuestras maletas. Hacer una foto, con discreción, es muy sencillo y se pueden conseguir estos datos tan sensibles. Tener el código PNR nos permite cambiar de vuelo, cambiar las reservas que tengamos, etc.

La compañía de seguridad alemanda Securitu Research Labs así nos lo asegura. La dificultad de proteger estos datos es que son códigos que nacieron en los años 80, cuando Internet estaba dando sus primeros pasos y no existía tanto riesgos para la seguridad digital.

Desde diversas instituciones y gobiernos se aboga por incrementar la seguridad de los localizadores, por ejemplo, proporcionando un código de seguridad o contraseña adicional al viajero. Así, no solo tienes que saber cual es tu localizador, sino también una contraseña o código de seguridad extra. Veremos si Amadeus, Sabre y Tarvelport (los sistemas de distribución global de reservas) apoyan estas mejoras en seguridad.

Mientras tanto, el ciudadano puede realizar unas prácticas que, simplemente por hacerlas, pueden reducir el riesgo de recibir sustos a cuenta de sus localizadores como es eliminar todo aquel papel que contenga tu localizador (tarjetas de embarque, emails, etc), quitar las etiquetas de tu equipaje en cuanto lo recojas de las cintas transportadoras y no compartir el localizador por WhatsApp o cualquier otro medio.

Sobre el autor