Los españoles ante la conducción autónoma

El estudio de encuesta lo ha realizado la firma Goodyear, en colaboración con la London School of Economics and Political Science (LSE), y se trataba de conocer la postura de los conductores los coches autónomos. En este estudio se recoge la opinión de los conductores españoles y los otros 10 países europeos participantes.
Los españoles encuestados se sentirían cómodos conduciendo un coche autónomo: uno de cada tres españoles reconoce que se sentirían cómodos si ellos mismos manejasen uno de estos vehículos, siendo los segundos europeos, por detrás de los serbios, más predispuestos a ello. Además, España ocupa el cuarto lugar en el ranking de países que presentan una mayor predisposición a la hora de compartir la carretera con vehículos autónomos.

En cuanto a seguridad, los españoles se encuentran en sexta posición entre los países europeos que opinan que un vehículo autónomo es más seguro frente a uno convencional. El 42% de los españoles encuestados piensa que la mayor parte de los accidentes de tráfico se deben a un fallo humano. No obstante, el 58% está de acuerdo en que las máquinas carecen de sentido común para interactuar con los conductores, sumándose a esa inquietud que también refleja el resto de países entrevistados (60%). El 75%, además, señala que los coches autónomos deberían disponer de un avanzado sistema que garantice la seguridad y protección de los peatones.

Centrándonos en tecnología y control, los españoles, séptimos en el ranking, no se encuentran entre los europeos más preocupados por la falta de control humano en los coches autónomos. En este sentido, no conciben la sensación de falta de control, pues sólo el 14% siente la necesidad de conducir ellos mismos el vehículo. Sin embargo, el 82% de los españoles encuestados coincide en la idea de incorporar un volante a este tipo de coches, que permita controlar el vehículo en situaciones de riesgo.

Sobre el autor