Google Calendar se sincorniza con Google Fit

A ponerse en forma que toca, después de las comilonas navideñas. Y si puedes seguir tu ejercicio físico, saber cuántas calorías gastas, si hoy has llegado al nivel mínimo que te habías propuesto, mejor que mejor. Será más fácil lograr tus objetivos.

Pero reconozcamos que, salvo los muy aficionados (o preocupados) al cuidado personal, la mayoría de los mortales nos resulta aburrido ir apuntando el tiempo que dedicados a hacer deporte o la actividad que hemos hecho. Vaya, que el ejercicio físico está al servicio de la persona y no al revés.

En abril del pasado año, Google estrenó los objetivos del calendario. Estos objetivos o metas permiten, en función de la temática de ese objetivo, ayudarte a sugerirte cuando encajan mejor. El objetivo puede estar relacionado con el deporte, aprender algo nuevo, familiares y amigos, tiempo para míy organizar mi tiempo.

Si nos centramos en el tema deportivo, Google Calendar te preguntará unas pautas para poder estructurar tu tiempo. Antes que nada, qué deporte es: Ir al gimnasio, caminar, etc. Luego, pregunta la frecuencia a lo largo de la semana y el tiempo que le quieres dedicar. Concluye preguntando si prefieres por la mañana, por la tarde o a cualquier hora del día. Te reparte las sesiones en las horas que estima más convenientes, en función de tus citas apuntadas en el calendario.

Ahora Google da un paso más e integra su calendario con la app 'Google Fit', para comprobar que, efectivamente estamos cumpliendo con la programación propuesta. Google Fit te permite crear objetivos, por ejemplo, de recorridos en bicicleta o de kilómetros hechos durante tu sesión de running, y te indica la distancia recorrida y las calorías quemadas. Además, incluye consejos sobre alimentación y salud. Todo, por supuesto, está en la nube y sincronizados gracias a tu cuenta de gmail, la llave para acceder a todos estos servicios.

Aunque dé algo de pereza, la ventaja de monitorizar tu actividad física es comprobar si lo estás haciendo bien y recibir simpáticas gratificaciones de Google. Todo ánimo es poco para lograr eliminar esos kilos adicionales que el maldito - y buenísimo - roscón de Reyes nos ha regalado. ¿Pensabas que el regalo era solo ese paquete que abriste? No, hay más.

Sobre el autor