Unas preguntas para velar por la seguridad de tu empresa

¿Sabes cual es el riesgo que tiene tu empresa de ser atacada por un ciberdelincuente o un virus? ¿Cuándo fue la última vez que chequeaste la seguridad de tu red, servidores o plataforma móvil? INCIBE, el Instituto de Ciberseguridad con sede en León, pone a disposición de las empresas una herramienta capaz de medir su nivel de ciberseguridad. El cibercrimen, el fraude y el robo de datos son delitos cada vez más comunes y las pequeñas y medianas empresas están en el punto de mira de unos ciberdelincuentes cada vez más organizados y especializados. En 2016, se gestionaron más de 100.000 incidentes de seguridad relacionados con empresas y ciudadanos. Estas situaciones pueden ocasionar graves daños económicos y de imagen. Para no tener desagradables sorpresas en tu negocio, basta con dedicarle un poco de tiempo a la seguridad digital.

Se trata de una herramienta gratuita de autodiagnóstico para que puedan medir el nivel de riesgo al que se enfrentan en materia de ciberseguridad y aplicar las medidas correspondientes para minimizar dichos riesgos. A través de esta renovada herramienta de autodiagnóstico, a la que se puede acceder a través de la página web de INCIBE, y en tan sólo cinco minutos, los empresarios y emprendedores podrán evaluar la madurez de su empresa respecto a ciberseguridad, determinar de manera fiable a qué riesgos están expuestas, en qué medida, cuáles son las consecuencias y qué aspectos deben mejorar para obtener mejores niveles de protección. Todo ello calculando el riesgo de su negocio en base a la tecnología que usa, los procesos implantados en la empresa y la concienciación en ciberseguridad de los empleados.

Para ello, simplemente tendrán que ir respondiendo a unas sencillas preguntas. Una barra de color en el lateral reflejará el riesgo asociado a las respuestas y al final del cuestionario, se obtendrá el porcentaje de riesgo y las medidas para reducirlo. Además, durante toda la herramienta, unos personajes irán ofreciendo consejos prácticos sobre seguridad para reducir el riesgo asociado en tres áreas concretas: los procesos, el uso de la tecnología o las personas. 
  
Desde INCIBE recuerdan que “no sirve de nada permanecer ‘ciegos’ a las amenazas o suponer que eso no me a pasar a mí” y apuntan que “en este mundo digital, la ciberseguridad es básica para la supervivencia”.

Sobre el autor