Eléctricos e híbridos enchufables: ventas insignificantes en Castilla y León

Según ANFAC en los dos primeros meses del año ambos tipos de vehículos, híbridos y eléctricos, acumulan ya unas matriculaciones totales de 8.874 unidades. Este volumen de registros supone una cuota del 4,1% con respecto al total del mercado.
Las matriculaciones de vehículos híbridos en el mes de febrero han alcanzado las 3.947 unidades, lo que ha supuesto un 89,4% de incremento respecto al mismo periodo de 2017. En el conjunto de los dos primeros meses del año, los vehículos híbridos registraron un volumen total de 8.223 matriculaciones, con un incremento del 95,3% con respecto al mismo periodo del año anterior. De ese total, prácticamente todas las matriculaciones (8.192unidades) correspondieron a turismos y todo-terreno. Por volumen de matriculaciones, Madrid y Cataluña son las comunidades autónomas que ocupan las dos primeras posiciones copando el 52,7% del total del mercado.
En Castilla y León en febrero se han matriculado 134 híbridos frente a 58 en el mismo mes de 2016, lo que supone un incremento del 131,3%. Si vemos el acumulado de año en Castilla y León enero y febrero, en 2016 eran  136 y en 2017 han sido 285 vehículos lo que supone  un incremento del 109,5%.
Por su parte, los vehículos eléctricos (turismos, cuadriciclos, vehículos comerciales e industriales y autobuses) registraron 380 matriculaciones en febrero, con un incremento del 49,6% frente a ese mismo mes del año 2016.
Pero ANFAC señala que cuando se refieren a eléctricos incluyen vehículos eléctricos puros (BEV), de autonomía extendida (E-REV), e híbridos enchufables (PHEV):si se incluye estos últimos que son una de las soluciones más realistas, eficientes y prácticas en el momento actiual, la cifra resulta bastante baja.
Pero veamos Castilla y León. La cifra resulta aún más preocupante. En febrero de 2017 se vendieron 5 vehículos frente a 6 en febrero del año anterior. En el acumulado de año las ventas en porcentaje han subido un 28,5% pero este porcentaje se traduce en que se ha pasado de 7 unidades en 2016 a 9. Es decir, son cifras puramente testimoniales y  ya lo hemos dicho, incluyendo híbridos enchufables.
Así que si bien es cierto que el crecimiento de las matriculaciones de estos vehículos es cada vez mayor, su peso sobre el total del parque móvil circulante es todavía muy bajo por no decir insignificante en nuestra comunidad.
Los responsables de ANFAC señalan que  “se deben seguir planteándose iniciativas que estimulen el crecimiento de sus matriculaciones y logren una mayor importancia sobre el total del mercado. Algo que, de lograrse, tendrá claros beneficios medioambientales”.
España es el segundo fabricante europeo de vehículos y el octavo mundial. Y, además de los que incorporan únicamente motor térmico, también construye eléctricos e híbridos. Así, en los últimos años España ha producido casi 44.000 vehículos con tecnología híbrida o eléctrica.

Sobre el autor