Instagram no volverá a difundir contenido ofensivo

Instagram ha anunciado hoy que borrará material sensible de su red social. La app social ha introducido una pantalla que revisa el contenido, borrando las fotos y los vídeos que el público puede encontrar "ofensivo o perturbador". Se trata de una suerte de censura que está incluida dentro de los términos de uso de esta red social, con el fin de preservar la libertad de intercambio de contenido, básica  para el éxito de este tipo de aplicaciones.

Serán los propios usuarios quienes, a través de la denuncia de contenidos, controlarán los mensajes ajenos. No obstante, las denuncias serán filtradas por los equipos de revisión de Instagram.

Contenido violento como peleas, maltrato animal, de tipo sexual... Según Instagram, este tipo de contenido quieren eliminar para no desvirtuar la esencia de esta red social de intercambio fotográfico.

Instagram, además, ha aumentado su seguridad incorporando la autentificación en dos pasos, que permite - a través de un codigo de uso único utilizado en el inicio de cada sesión - proteger las cuentas personales de spam, estafaodores y, por qué no, acosadores. La autenticación en dos pasos se puede realizar en el menú de opciones de Instagram, a través de las opciones de ajustes de la app.

Sobre el autor