Cómo aprende Google Assistant

Google lo tiene claro. Quiere que sea la voz el medio con el que acceder a sus servicios.

 

- ¿Cómo está mi equipo esta jornada?

- El Barcelona está en segunda posición.

- ¿Cómo sabes que soy del Barça?

- Me has dicho en alguna otra ocasión que el Barcelona es tu equipo favorito.

 

Esta conversación, que podría ser habitual entre dos amigos, en realidad se produjo hace unos días en las oficinas centrales de Google en Zúrich entre el responsable del equipo de ingeniería que está detrás del asistente de voz de Google - Beshad Behzadi - y el propio Google Assistant.

En una conversarión, se emplea muchas variantes para comunicarnos sobre un mismo tema. Por ejemplo, si tenemos hambre, podemos decir "¡qué hambre tengo!", "me apetece un tentempié" o "es hora de comer". Durante la conversación es cuando vamos aprendiendo las diferentes variantes para expresar una misma necesidad, deseo o sentimiento. La clave es la intención. No es lo mismo expresar un anhelo, por ejemplo "¡qué hambre tengo!" ante un plato suculento o decir lo mismo ante un escaparate de una pastelería. La intención es totalmente diferente, saciar tu hambre con un plato apetitoso o sucumbir a la tentanción de tomar un dulce.

Los ingenieros de Google presumen de que su asistente de voz es capaz de captar esta intencionalidad. El asistente se basa en su propia experiencia, esto es, en los ejemplos que ha ido aprendiendo gracias a la tecnología de "machine learning" y gracias a lo que el propio usuario le va enseñando con la forma que tiene de hablar, de preguntar, etc.

"Machine learning" es la tecnología que permite también construir la conversación en otros idiomas diferentes al inglés. El español, por ejemplo, se espera que esté listo durante el año 2017.

Además de buscar información y ofrecerte todos los servicios de Google, su asistente participará en los valores de la empresa: "Será útil, humilde y un poco juguetón", afirma Ryan Gernick, supervisor del equipo de Doodle. Y afirman emplear una voz femenina para que parezca más dulce ante comentarios ofensivos.

Sobre el autor