La Premier League contra la retransmisión ilegal de partidos

La lucha contra la proliferación de contenidos gratis por Internet tiene una nueva victoria: La Premier League ha conseguido el respaldo del Alto Tribunal inglés en su pugna contra la retransmisión ilegal de partidos de fútbol.

Gracias a este último fallo, la Primera División inglesa podrá pedir a los proveedores de servicios de Internet que bloqueen en tiempo real los servidores, cuando se detecte que se ofrezcan los partidos fuera de los circuitos oficiales. La decisión del Alto Tribunal se sustenta en los derechos de autor, de diseño y patentes del Reino Unido y da mayores poderes a la liga inglesa para frenar el streaming ilegal de los partidos de fútbol. Éstos se ofrecían gratis en servicios multimedia como Kodi.

Kodi es un reproductor multimedia de entretenimiento, inicialmente creado para la Xbox y que se puede emplear para fines totalmente legales como puede ser películas, la radio, etc. La cuestión es que Kodi es muy popular para descargarse contenido ilegalmente, instalando plugins que dan acceso gratis a contenidos multimedia, entre ellos, los partidos de la liga de fútbol inglesa. Incluso se puede adquirir un Kodi con los plugins o aplicaciones ya instalados para poder ver los partidos sin pagar.

Este fallo respalda la obsesión de la Premier League por acabar con estos aparatos y servicios ya que permiten ir directamente contra el proveedor de estos servicios para los Kodi o similares. Así, es más sencillo ir contra una empresa que contra el público privado y resulta menos costoso. Su batalla también protege a los que, legalmente, pagan todos los meses por poder ver los partidos de fútbol, señalando que nunca podrán ofrecer servicios como el control parental, soporte cuando se cae o falla la conexión, etc.

En el marco de su lucha contra el streaming ilegal, una denuncia de la Premier League contra un ciudadano danés afincado en España permitió el desmantelamiento a principios de este mes de abril de uno de los mayores distribuidores ilegales de Televisión por Internet (IPTV) de toda Europa.

Sobre el autor