Las redes sociales, claves en el perfil digital de la empresa

A los españoles nos gustan las redes sociales. IAB, en su informe anual sobre su uso  en España, nos dice que un 81% de los 19 millones de internautas que navegan en nuestro país son usuarios de las redes sociales, siendo WhatsApp y Facebook las que concentran la mayor preferencia (un 76%). Hasta 5 horas a la semana le dedicamos a WhatsApp, por ejemplo. Y lo que más hacemos en las redes sociales es chatear y enviar mensajes, esto es, comunicar.

Porque la clave de la comunicación en las redes sociales es, precisamente, comunicar, interactuar con el usuario, contarle algo y hacerle partícipe de nuestro devenir. De nada sirve tener muchos perfiles en redes sociales si no comunicamos o solo contamos las maravillas de nuestros productos o servicios. Las redes sociales han provocado que el perfil de mi empresa esté al mismo nivel que quien  me pregunta, me retuitea o me lanza un ‘me gusta’. El usuario, al seguir a un perfil empresarial, busca compartir con esa compañía su marca, sus productos y recibir información útil. El buen hacer en los medios sociales es clave en nuestra competitividad digital y a mejorarla nos ayuda Bankia Índicex, una herramienta gratuita para clientes y no clientes de la entidad que analiza qué tal se comporta mi marca en el mundo online.

Es importante desterrar la idea de enviar la misma información que se realiza para una nota de prensa en una red social. Hay que dialogar con el usuario, ya que queremos que nos siga, que nos marque como fan o que nos recomiende. Para ello, una comunicación honesta, sincera y creativa es fundamental para lograr esa conexión con el usuario.

Una de las ventajas que tienen los medios sociales es la capacidad para medir todo lo que publicamos en ellos. Así, podemos saber cuántas personas ha visto el mensaje que hemos lanzado en las redes sociales, a cuántas les ha gustado o no, cuántas las han compartido, el número de retuits, etc. Las propias redes sociales tienen servicios muy sencillos de medición de resultados. Sin embargo,  esto es solo el primer paso, ya que las redes sociales no dejan de ser un universo digital con lenguaje propio y en el que operan múltiples factores que nos pueden ayudar a incrementar nuestras ventas utilizándolas correctamente.

Si queremos ir más allá de los meros datos cuantitativos del mensaje, tendremos que acudir a herramientas más sofisticadas. Bankia Índicex, en su medición del índice de competitividad digital, mide también la presencia de la marca en las redes sociales. Por ejemplo, uno de los factores que analiza es si la marca hace o no campañas en redes sociales, como parte de su estrategia de marketing digital. No podemos desdeñarlas como un canal de venta online;  aunque solo un modesto 14% de los internautas, según el informe de Bankia Índicex, confiesa haber  realizado alguna compra en redes sociales el año pasado, sin duda su uso como vía de venta aumentará año tras año.

Índicex dedica un apartado especial a las redes sociales de la compañía que desea mejorar su competitividad digital. En este capítulo se miden los diferentes perfiles que tiene la empresa en las principales redes sociales, cómo se integran éstas  en la web y viceversa, la difusión del contenido por redes sociales y el denominado ‘índice Klout’, que  mide el grado de influencia de una marca o persona en las redes sociales.

Si estás interesado en todas estas informaciones, Índicex realiza de manera gratuita un chequeo de tu digitalización. Solo tienes que entrar en su página web y solicitar un informe. Para tener éxito  en esta era digital, lo primero es saber cómo estamos y de dónde partimos. Un paso fundamental para asentar cualquier estrategia de transformación digital.

Sobre el autor