Uber despide a un ingeniero por espionaje

De espías va el juego. Uber ha decidido despedir a su ingeniero Anthony Levandowski, después de que éste fuera acusado por Waymo, la filial de Google que desarrolla el vehículo autónomo, de robar sus secretos tecnológicos. Tras meses de presiones, Levandowski ha sido despedido de Uber ante es te supuesto robo de documentos.

Uber señala que ha sido despedido por no colaborar con la Justicia. Tampoco cooperó en una investigación interna que estaba realizando Uber por lo que esto ha dañado mucho la defensa de Uber ante la demanda presentada por Waymo. Fuentes de la compañía de transporte señala, incluso, que Levandowski destruyó documentación confidencial.

La historia de Levandowski es una historia que se repite con cierta frecuencia en el ecosistema tecnológico: Este ingeniero trabajaba en Waymo donde desarrollaba el programa de coche autónomo, firma que abandonó para fundar Otto, una startup centrada en el desarrollo de camiones autónomos. Pero meses después, Uber compró Otto por 680 millones de dólares y puso a Levandowski al frente, como vicepresidente de la compañía.

Meses después, Alphabet puso una demanda a Uber por robo de información confidencial, afirmando que su nuevo vicepresidente había robado 14.000 documentas confidenciales sobre el desarrollo del coche autónomo. Uber lo negó en su momento, pero al requerir un juez de San Francisco información, las cosas se torcieron, más cuando Google rechazó el arbitraje privado y el juez ha pedido a Uber que devuelva el material que este ingeniero descargó de los ordenadores de Waymo.

Por el momento, Uber ha decidido despedir a Levandowski. Este lío judicial se une a otros tantos que tiene en los países que opera, donde se encuentra enzarzada en los tribunales por su competencia al servicio de taxis tradicionales.

Sobre el autor