Google quiere luchar contra el terror digital

Internet se ha convertido en el mejor vehículo para que circule el contenido de terroristas, grupos de odio masivo y demás contenido poco recomendable. Las autoridades, al comprobar que la información digital se les escapa de las manos, han pedido en reiteradas ocasiones que los buscadores y las redes sociales mejoren sus filtros y sean capaces de detectar y frenar, en tiempo real, este tipo de contenido.

Kent Walker, vicepresidente y consejero general de Google, ha publicado un editorial en el Financial Times y en el propio blog corporativo de Google haciéndose eco de esta necesidad social. Considera que Google y YouTube no puede estar al margen en la lucha contra el terror y deben ser parte de la solución. Los esfuerzos se centran, sobre todo, en controlar el contenido audiovisual de YouTube, una plataforma que ha servido a muchos terroristas no solo para propagar sus mensajes de terror sino para acercarse y atraer a nuevos adeptos.

Reconoce que es necesario hacer algo más de lo que se ha hecho hasta ahora, y anuncia que sus ingenieros están desarrollando una tecnología que permite prevenir contenido terrorista antes de que se suba, mediante el uso de herramientas de casación de imágenes. Además, están investigando para mejorar la identificación de vídeos y compartir esa información con otros agentes implicados en esta complicada labor de lucha contra el contenido terrorista en la Red.

Además, anuncia nuevas medidas como agilizar la identificación de vídeos de contenidos extremista y de odio. También se incrementará el número de expertos independientes en su programa de voluntarios (el programa Trusted Flagger de YouTube Heroes), ya que las máquinas tienen sus limitaciones, aún claro. Estos nuevos expertos serán 50 procedentes de 63 ONGs.

Los vídeos de contenido sutilmente violentos o de odio, que no vulneren las condiciones de uso de YouTube no podrán compartirse ni recomendarse, ni podrán tener ingresos y se les interpondrá un aviso previo.

 

Sobre el autor