Google se enfrenta a una multa millonaria en Europa

Las empresas tecnológicas no gana para sustos. Hace unas semanas, Facebook veía como Bruselas le imponía una multa millonaria por haber mentido (u ocultado información)  durante la compra de WhatsApp y su posterior trasvase de usuarios. Resultado: 110 millones de euros y tirón de orejas. No se miente en la Comisión Europea. Si se opera en Europa, hay que cumplir las normas regionales.

Ahora es Google, en el punto de mira de las autoridades europeas por el abuso de su posición dominante en Google Shopping. Al realizar la búsqueda de cualquier producto, siempre se sugieren primero las compras de Google Shopping y, a los ojos de la Comunidad Europea, es un claro abuso de monopolio.

Según la UE, Google favorece su servicio de comparador de precios frente a los rivales y podría, por un lado, obligarle a realizar cambios en sus sofisticados algoritmos para que todos los que vende ese producto tengan las mismas oportunidades y, por otro lado, una multa millonaria que podría rondar los 8.000 millones de euros, ya que puede ser un porcentaje en las ventas durante un periódico que comenzaría en 2008, año en el que los reguladores estiman que comenzó a ejercer esta acción claramente dominante.

La decisión se conocerá antes de agosto y surge tras siete años de investigación. Y esta es solo la resolución de la primera investigación que tiene abierta Bruselas contra Google. Aún están curso las investigaciones también por abuso de posición dominante en el sistema operativo móvil Android y en su servicio publicitario AdSense.

Sobre el autor