China ahoga Internet

La censura y el control de la información ahogan cada vez más a los internautas chinos. Esta semana, Pekín ha ordenado a las grandes empresas tecnológicas "limpiar" Internet y cerrar las páginas con información políticamente sensible. El organismo regulador chino del mundo digital reunió  a los gigantes chinos como Baidu, Sohu, Tencent, Netease y Phoenix para instarles a eliminar la informaicón que considera "mala" de sus plataformas.

Para las autoridades chinas, interpretaciones sobre las directivas de los gobernantes, las falsas informaciones, los plagios y los desafios al orden público deben desaparecer de la Red, así como las supuestas falsas versiones sobre la historia del Partido Comunista. En resumen, todo aquello que huela a crítica. Las compañías tecnológicas deberán proceder a una "limpieza específica y rectificación", lo que es una censura en toda regla.

Se retirará contenido como un artículo, difundido en Baijia, sobre cómo han subido los precios de la vivienda gracias a las (malas) políticas del gobierno. U otro artículo, albergado en Tencent, que se titulaba "Un avión chino se estrella en un portaaviones estadounidense, mata a tres soldados", y resultó ser el guión de un programa de televisión.

China erigió una "gran muralla digital" que censura los contenidos molestos para el régimen comunista. Los censores aceleraron su trabajo de censura desde la muerte la semana pasada del disidente Liu Xiaobo con la intención de bloquear en la web los homenajes al premio Nobel de la Paz 2010, según informa el Citizen Lab de la Universidad de Toronto (Canadá). Las palabras e imágenes asociadas al fallecido disidente son sistemáticamente purgadas.

Pero los usuarios de internet que disponen de una red privada virtual (VPN), que permite evitar la censura, lograron difundir homenajes al opositor en Twitter y en Facebook, redes sociales con acceso bloqueado en China.

Sobre el autor