¿Se han cumplido las tendencias de las redes sociales para 2017?

En enero suelen salir muchas informaciones sobre las tendencias en el año nuevo que se estrena. Después de 6 meses completos, podemos hacer un primer balance para comprobar hasta qué punto han sido certeras o, por el contrario, no se ha cumplido nada.

Veamos un ejemplo real. Kantar Media, empresa que se ocupa de darnos todos los días los datos de audiencia de la televisión, elabora además estudios de tendencias y en noviembre de 2016 nos anunció que, en las redes sociales, 2017 estaría marcada por estas grandes líneas:

  • Los chatbots

Es una realidad. Cada vez más, empresas y particulares prueban con gran éxito los chatbots como un servicio más de atención al cliente. En España, no obstante, triunfa WhatsApp como herramienta fundamental para atender al cliente. Y, por el momento, hay detrás una persona.

  • Realidad aumentada

Especialmente en el sector del ocio, es la gran apuesta. Desde cine, juegos y parques de atracciones... Todo el sector del ocio y del entretenimiento está incorporando la realidad aumentada para no perder clientes, ofrecerle nuevas posibilidades a sus incondicionales y, por qué no, innovar e innovar.

  • Aumentado de las redes Q&A (preguntas y respuestas)

Se trata de una tendencia que procede de China y que, por el momento, no parece que haya tenido repercusión en Europa, más concretamente en España.

  • La trust economy

La confianza en los nuevos modelos económicos comienza a desestabilizarse. Las protestas contra Uber, las prácticas fraudulentas de algunos usuarios de AirbnB, las noticias falsas que corren por Facebook o los abusos a empleados de plataformas tecnológicas están poniendo en entredicho los pilares de la economía colaborativa. En el próximos años, sí que experimentaremos una cura de humildad de las empresas 'tech'. La conclusión es que no todo vale.

  • La pareja del futuro: Redes sociales y televisión

El binomio televisión y redes sociales siguen siendo la pareja perfecta para animar grandes espacios televisivos como concurso o largos acontencimientos deportivos. Sigue en vigor y con más fuerza que nunca

  • Los asistentes virtuales

Como los chatbots, cada vez se generalizan más. Las redes sociales actúan en muchas ocasiones como prestadoras de asistencia con lo que la influcencia de esa empresa o marca es mayor, al ser la asistencia pública y que viaja a través de la red de Internet. No obstante, esto también te exige ser más profesional en la resolución del problema, reaccionar con celeridad y la resolución satisfactoria es fundamental para no sufrir luego las críticas de un cliente insatisfecho. Los teléfonos de soporte se emplean cada vez menos y el socorrido email ya ha desvelado su gran ineficacia.

  • Social commerce: Las redes sociales integrarán más la opción de compra

Esto está aún por ver. Los consumidores emplean las redes sociales para informarse y contrastar opiniones sobre un producto o servicio pero suelen comprar en la página web. No obstante, tímidamente, cada vez se compra más en redes sociales.

  • La socialización de la oficina

Aquí la idosincrasia de la empresa es fundamental para comprender el mayor o menor alcance de esta predicción. Así, una startup o empresa tecnología emplea de forma intensiva plataformas online que permiten un trabajo colaborativo. Pero una empresa más grande, con más empleados de todo tipo y, en ocasiones, dependiente de plataformas internas, sigue empleando el correo electrónico o intranets (más o menos eficaces) para realizar el trabajo, con lo que aún está al margen de este tipo de iniciativas. El WhatsApp y sus grupos son solo los tímidos primeros pasos de esta revolución en las relaciones laborales.

También hay tendencias de este año 2017 que no se han visto. Como el aumento del control de los contenidos que hay en Internet y en las redes sociales, con motivo de los diversos ataques terreristas realizados en suelo europeo. La sensibilización hacia este tema permitirá un mayor control policial de los contenidos que exalte el terrorismo, el odio y el extremismo.

Sobre el autor