Hyundai i10 con GLP

Hyundai pone a la venta en el mercado español, por 11.715 euros (cifra que cambia según las ayudas de cada comunidad) una nueva versión del i10, su modelo más urbano con una longitud de 3,67 metros. Su motor 1.0 Kappa MPI de tres cilindros funciona de forma indistinta con Gas Licuado del Petróleo (GLP) y con gasolina. Proporciona una potencia de 66 CV
Lleva un depósito para cada tipo de combustible. El coche funciona con GLP y cuando el depósito se vacía pasa automáticamente a utilizar gasolina.
Tres ventajas del GLP
-Ahorro: Dado el bajo precio del GLP (actualmente, se ha convertido   en el carburante más económico del mercado gracias a sus ventajas fiscales), el ahorro frente a los combustibles tradicionales alcanza el 40%
-Medio ambiente: Bajas emisiones de CO2 en escape, hasta un 14% menor que los de gasolina. Frente al diésel, el GLP reduce las emisiones de NOx en un 96% y de partículas en un 99%, ayudando a cumplir las directivas de calidad del aire y a reducir los costes sanitarios de enfermedades del aparato respiratorio.
-Autonomía: Al tratarse de un sistema híbrido con dos fuentes de alimentación, se dispone de dos tanques de combustible lo que aporta una mayor autonomía de viaje pudiendo elegir el tipo de combustible con el que se quiera funcionar en cada momento.
-Etiqueta ambiental ECO: La DGT distingue a los vehículos de GLP/AutoGas como uno de los más respetuosos con el medio ambiente con la etiqueta ECO.

Sobre el autor