La ciudad inteligente gastará hasta un 60% menos

Según un reciente estudio de la consultora KPMG, los ayuntamientos podrían reducir sus gastos entre un 20 y 60% gracias a la aplicación de las tecnologías en la gestión del agua, los residuos, la mejora en la movilidad y en la edificación, entre otras ventajas.

Por ejemplo, el gasto en transporte público, uno de los principales en los consistorios españoles, podría reducirse entre un 15 y un 30% gracias a la tecnología digital, además de reducir considerablemente las emisiones contaminantes. Los edificios también realizan un gran gasto energético, por lo que cualquier medida que permita ahorrar energía será bienvenida. El alumbrado público es otro de las grandes partidas presupuestarias de los ayuntamientos. Gracias a la tecnología LED y a los sensores de movimiento, que alumbrarían solo cuando pasara alguna persona o vehículo, permitiría ahorrar cerca de 740 millones de euros anuales.

La introducción de sistemas inteligentes para monitorizar la presión y las fugas permitirían reducir un 20% las pérdidas, ahorran cerca de 244 millones de euros. Lo mismo sucede con la gestión de residuos, ahorrando en su tratamiento y recogida. 

Por otro lado, el informe resalta que más del 80% de las grandes ciudades españolas han invertido entre 10 y 40 millones de euros en proyectos vinculados a las smart cities, una cifra que se eleva entre los municipios de mayor tamaño, en concreto en los de más de 200.000 habitantes, cuya inversión oscila entre los 20 y los 40 millones.
 

Los principales problemas para desarrollar la ciudad inteligente son la financiación, la sostenibilidad y viabilidad de los proyectos, la reorganización de los propios ayuntamientos y las cuestiones legales

En cuanto al avance de la digitalización, para el 71% de los encuestados el grado de madurez de los servicios digitales en los ayuntamientos españoles es medio. Entre ellos, el más desarrollado es la e-administración, junto a los servicios electrónicos para la mejora económica o la calidad de vida.

En cuanto a las oportunidades que ofrece la digitalización en las ciudades, más de un 80% de los consultados considera que las principales palancas que impulsarían el desarrollo de las ciudades 4.0 en España son los beneficios de eficiencia y eficacia que generan, así como la mejora de la calidad de vida y de los servicios a la ciudadanía.

Sin embargo, estos municipios también afirman encontrarse con distintas barreras a la hora de desarrollar este proceso, como la financiación (85%), la sostenibilidad y viabilidad de los proyecto (81%), la reorganización de los ayuntamientos (74%) y los problemas legales (71%).

En conclusión, apunta que los municipios españoles se encuentran en un estado de incipiente desarrollo en este campo, por lo que es prioritario incrementar las inversiones para mejorar la dotación de inteligencia digital en las ciudades. Sin embargo, sí existen varias ciudades que pueden ser referente para el resto, como Barcelona, Santander, Madrid, Valencia y Málaga.

Sobre el autor