Cuidado con los anuncios de coche muy rebajados en Internet

Comprar un coche por Internet es una buena opción para todo aquel que no pueda permitirse un coche nuevo o esté buscando un modelo o marca muy concreta. Los anuncios de compra-venta de vehículos se han multiplicado en los innumerables sitios web de anuncios e intercambio entre particulares en los últimos años. Pero no siempre la adquisición de un coche, gracias a un anuncio en Internet, responde a las expectativas que tiene el usuario.

La OSI (Oficina de Seguridad del Internauta) dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad alerta de los fraudes que circulan en la red en los anuncios de supuestos chollos con ofertas increíblemente baratas de coches de moda o mucho más caros.

Estos anuncios suelen seguir un patrón común: El coche que supuestamente se vende suele ser un coche de alta gama, con una foto atractiva y a un precio de risa (incluso, 1.000 € por un coche que vale hasta 29.000 euros). La oferta es muy tentadora.

Normalmente, el usuario escribe un email interesandose por ese coche a tan buen precio. Rápidamente, obtiene respuesta. La respuesta suele ser en una español traducido por una máquina y el coche, casualmente, no está en España sino en otro país. Nos invitan a venir a verle asegurándonos que toda la documentación está en regla y que, incluso, nos dejan probarlo 500 km en España y, luego, decidir si lo queremos o no. Imposible decir que no.

En el momento en que se indica al vendedor que se está interesado y le envío mis datos de contacto, éste comienza a variar las condiciones. Para empezar, es necesario pagar cierta cantidad (200 ó 300 €) como depósito o gastos de gestión. Los timadores no indican nunca una cuenta corriente (deja demasiados datos) sino que te remiten a hacer el ingreso por alguna compañía de intermediación bancaria, tipo Western Union.

Ante la solicitud de más información, suelen bajar la cantidad, o dar excusas como que te envían el coche a casa, necesitan más dinero para el viaje, tienen que abandonar el país y hay que darse prisa, etc. Cualquiera de estas situaciones, deben hacernos sospechar que estamos ante un fraude.

Cómo identificar anuncios que son un fraude

  1. Precio extremadamente bajo del producto
  2. El vendedor dice que está en el extranjero y no puede venir a España
  3. Solo hay un contacto: Email o un móvil de WhatsApp
  4. Los mensajes están mal redactados, con faltas de ortografía y frases mal coordinadas
  5. Sugieren siempre emplear un intermediario para la gestión de la venta
  6. No facilitan garantías de la compra
  7. Exigen un pago por adelantado bajo alguna excusa
  8. Insisten en la necesidad de formalizar la compra lo antes posible

Qué hacer si eres víctima de una estafa por Internet

  1. Reporta el anuncio como fraude en la propia web o aplicación donde esté alojado
  2. Si solo se han dado los datos personales, estar atentos por si suplantan nuestra identidad
  3. Conservar todos los emails y, si finalmente hemos realizado un pago y no sabemos más de aquello que hemos comprado, realizar una denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Sobre el autor